900 840 079

TELÉFONO GRATUITO

gea@gea-audifonos.com

Actualidad/Blog

Revisión del audífono

Post de a las 10:42 am en BLOG | 0 comentarios

En esta ocasión vamos a comentar cuáles son las actuaciones más habituales en la revisión del audífono. Cada cierto tiempo es imprescindible acudir a un centro especializado para que pongan a punto el dispositivo, más después del período vacacional cuando los elementos como el calor, el sudor, el agua y la arena han hecho acto de presencia. Para una correcta revisión del audífono y una buena puesta a punto se llevan a cabo una serie de actuaciones que vuelven a poner prácticamente a nuevo los entresijos que hacen funcionar al dispositivo. Entre estas actuaciones se destaca: Limpieza del molde por ultrasonidos. Esto permite una mayor eliminación de residuos ya que se hace de forma más profunda y llegando a sitios en los que una limpieza convencional no llegaría. Cambio de filtros, otra de las acciones más importantes en una revisión del audífono y que permite recuperar el mejor funcionamiento del mismo. Comprobación electroacústica, que permite conocer si el audífono funciona correctamente en las frecuencias para las que fue preparado. Verificación de la programación del audífono, para ver si todo está correcto y programado para optimizar su funcionamiento. Limpieza y sustitución de piezas, en el caso de que alguna de ellas estuviese dañada por distintos factores que ya hemos explicado en otras entradas. Este es un resumen de lo que se realiza en una revisión del audífono. Normalmente el mes de Septiembre es un mes en el que se tiene muy en cuenta acudir a un centro audiológico para estas revisiones, ya que la vuelta de las vacaciones es un momento óptimo tras pasar por unas circunstancias atmosféricas y ambientales extremas. Después del invierno es el segundo momento en el que la revisión del audífono también se antoja necesaria, puesto que también las condiciones climatológicas y los cambios bruscos de temperatura pueden provocar pequeños problemas fácilmente...

leer más

Cambios de presión en el oído: barotraumatismos

Post de a las 6:45 pm en BLOG | 0 comentarios

Los cambios de presión en el oído se produce cuando hay una descompensación entre la presión auditiva interna y la que existe en el exterior. Puede producirse en varias situaciones y casi todas relacionadas con momentos de ocio que se dan durante el verano. Se pueden producir cambios de presión en el oído cuando se realizan buceos, ya sea a nivel de bañista aficionado como a un nivel más serio en el caso de los buzos y submarinistas. La diferencia y la presión será mayor cuanta más profundidad se alcance, de ahí la importancia de las maniobras de prevención. En el caso de los submarinistas, para compensar los cambios de presión en el oído la maniobra de Valsalva es la más utilizada. En esta maniobra, por la que se tapa la nariz y se cierra la boca, se realiza una expiración profunda sin dejar salir el aire de la boca destaponando así los oídos. De otra forma, si la presión no es mucha, los movimientos mandibulares también son una buena medida de prevención para luchar contra el taponamiento de oídos. En otras circunstancias también cotidianas se producen cambios de presión en el oído. En coche, cuando se conduce y se sube un puerto de montaña o una pendiente muy pronunciada, también se producen estos episodios. Igualmente, si viajamos en avión, en el momento del despegue y del aterrizaje se dan estas situaciones de cambios de presión. Para combatir la circunstancia de cambios de presión en el oído en estos medios de transporte, basta con movimientos de mandíbula -masticar chicle ayuda-, bostezar o la propia maniobra de Valsalva antes explicada para compensar esta diferencia de presión y disfrutar del viaje. En el Grupo GEA tenemos los mejores profesionales asociados para ayudarte, no dudes en consultar cualquier duda que tengas sobre este y otros...

leer más

Prevenir otitis en verano, ¿cómo?

Post de a las 11:09 am en BLOG | 0 comentarios

Prevenir otitis en verano es una labor muy sencilla si se siguen una serie de consejos que desde GEA queremos que cumpláis con el fin de evitar problemas en vuestros oídos. Estos consejos tienen que ver con la salud, higiene y limpieza ya que la mayoría de las otitis que se producen en verano tienen que ver con las que se dan por el baño en piscinas, playas, lagos y otros lugares donde los gérmenes pueden hacer acto de presencia. También, cómo no, por el frío que recibe un oído húmedo. De ahí que prevenir otitis en verano sea una labor primordial en estas fechas. En primer lugar, el secado. Secar bien los oídos al salir del agua es imprescindible. Se recomienda hacerlo mejor con una toalla que con un bastoncillo porque podemos llevar la humedad a la parte más interna del oído. Si notamos que aún hay agua, debemos hacer un gesto hacia un lado con la cabeza para que salga aquella que notamos de forma incómoda. Por otro lado, prevenir otitis en verano también está asociado a la limpieza de los mismos. Existen ciertas soluciones salinas que pueden ser de gran ayuda en este menester, además de que son bastante efectivas. Una buena higiene auditiva ayuda a que el verano sea mucho más tranquilo en cuestiones de otitis. No conviene eliminar toda la cera ya que es una defensa natural, por lo que la limpieza no debe retirar todo el cerumen. El uso de tapones de silicona también es una buena manera de prevenir otitis en verano, especialmente si nos bañamos en playas o lagos, e incluso en otras aguas que no tengan un control sanitario. La forma de evitar que puedan entrar los gérmenes al conducto auditivo es otra gran ayuda. Y por último, si tienes la cabeza húmeda y los oídos procura no ponerte cerca de corrientes frías o del aire acondicionado ya que puede provocar dolorosas otitis por enfriamiento generalizado. Prevenir otitis en verano es sencillo si sigues este consejo...

leer más

Otitis externa difusa

Post de a las 12:32 pm en BLOG | 0 comentarios

La otitis externa difusa es frecuente en verano. El calor y la humedad puede macerar la piel y facilita la acción de los gérmenes al desaparecer la barrera protectora. El origen de la otitis externa difusa puede ser vírica, bacteriana o por hongos y se asocia casi siempre al verano. La causa inicial es un continuo reblandecimiento del conducto externo por el agua de las piscinas, macerando la piel y erosionándola por el rascado continuo , también por la existencia de microorganismos que anidan en ese medio. La otitis externa difusa se ve más perjudicial en personas con piel seca y poca cera y, en el otro extremo, con tapones oclusivos. Síntomas de otitis externa: dolor de oído, que puede ser intenso y empeorar cuando se toca o se mueve el lóbulo o el exterior del pabellón auditivo. En la otitis externa a veces también duele al masticar, y el dolor puede ir precedido de picor. No es contagiosa y no suele cursar con fiebre. La inflamación de la piel del canal auditivo constituye la esencia de este trastorno. La inflamación puede ser secundaria a la dermatitis (eccema) solamente, sin la infección microbiana, o puede ser causada por una infección bacteriana o fúngica activa. En cualquiera de los casos, pero más a menudo con la infección, se inflama el conducto auditivo y puede haber dolor o sensibilidad al tacto. Si la otitis externa difusa no se trata correctamente, puede hacerse crónica para el paciente. La prevención es lo más importante. Si la persona es asiduo a natación es recomendable  que se seque con cuidado el conducto después del baño con su toalla, no utilizar los bastoncillos para limpieza porque lo único que hacen es provocar heridas. Cualquiera de nuestros profesionales de GEA puede ayudarte con este y otros trastornos auditivos, no dudes en...

leer más

Consejos para proteger el audífono en verano

Post de a las 10:30 am en BLOG | 0 comentarios

En las temporadas de temperaturas extremas, tanto altas como bajas, es donde los agentes externos influyen más en los problemas que se dan en el audífono. Las personas con problemas de audición saben que durante los meses de verano deben prestar especial atención a sus dispositivos si no quieren tener problemas indeseados. No obstante, las reparaciones en esta época se disparan respecto a otras estaciones del año Es por ello que el Grupo Empresarial Audiológico, especialistas en audiología y audición, han elaborado una lista de consejos para proteger y cuidar el audífono durante el verano. Tres agentes externos son los que mayor número de problemas provocan en verano, y son el agua, la arena y las altas temperaturas. Por ello, hay que prevenirse de ellos de la siguiente manera: – Evitar la exposición del audífono a los rayos solares y las altas temperaturas. Para ello deberemos guardarlo en su caja alejado de estas condiciones y bien protegido. Hay que tener cuidado de no quitárselo en el coche y dejarlo expuesto, ya que el efecto ‘lupa’ lo pondría en peligro apenas una hora después de haber abandonado el vehículo. – No manipular el audífono en la playa ni en la piscina, y tampoco en circunstancias que por caídas fortuitas o mala manipulación pueda terminar en la arena o en al agua. Es conveniente alejarlo de situaciones y entornos de humedad. Las obstrucciones pueden ser un problema y la arena se mete en todos los lugares inimaginables. – Es imprescindible no olvidarse de guardar en el equipaje el kit de limpieza del audífono con el fin de mantenerlo bien cuidado en condiciones especialmente adversas. Realizar labores diarias de mantenimiento evitará que pequeños problemas puedan convertirse en un quebradero de cabeza. – Utilizar un deshumidificador para el sudor y otro tipo de humedades, específicamente diseñado para dispositivos como el audífono. Existen en el mercado diferentes soluciones que permiten evitar el efecto corrosivo que tiene la humedad en los chips y componentes. – Por último, el Grupo Empresarial Audiológico siempre recomienda localizar los audioprotesistas y centros audiológicos más cercanos al lugar de vacaciones por si se presentase algún problema urgente. Siempre con la finalidad de poder solucionar imprevistos...

leer más

Hipersensibilidad auditiva, ¿qué es?

Post de a las 10:16 am en BLOG | 0 comentarios

La hipersensibilidad auditiva es una intolerancia poco común a distintos ruidos que se producen en el día a día, como pueden ser el del tráfico, el ladrido de un perro, el llanto de un bebé, etc… Esto se traduce en que las personas afectadas por este problema se evitan exponer a las interacciones comunes de la vida cotidiana porque sufren problemas como irritabilidad, estrés, frustración, etc. En realidad la capacidad auditiva de las personas afectadas por la hipersensibilidad auditiva es normal, aunque muchos de ellos piensen que oyen más que el resto. Lo que ocurre es que toleran menos los sonidos que el resto, ya que si en condiciones normales el sonido se soporta hasta los 120 dB las personas con hipersensibilidad auditiva no toleran más allá de los 90 dB. Existen distintos tipos que definen la hipersensibilidad auditiva: La fonofobia son reacciones extremas de los sistemas autónomos y límbicos. Las personas que sufren fonofobia muestran una actitud negativa ante el sonido. Presentan síntomas tales como miedo, deseo de escapar y ansiedad ante situaciones sonoras. Esta enfermedad se conoce como un trastorno psicológico que hace que la persona sienta rechazo incluso al ruido que produce su propia voz. La hiperacusia puede tratarse como una disfunción del sistema nervioso auditivo. Las personas con este problema no toleran los sonidos cotidianos. No hay causas que lo definan aún de forma definitiva pero suele ser un problema que se da en personas expuestas de forma prolongada a ruidos demasiado elevados  o en otros con problemas de infección crónica de oídos. Por último, el reclutamiento es un tipo de hipersensibilidad auditiva. Se da en pacientes con pérdidas auditivas neurosensoriales con incapacidad para escuchar sonidos inferiores a los 50 dB. La incapacidad de las células ciliadas en el oído interno es una de las posibilidades más reales para explicar el reclutamiento. En el Grupo GEA contamos con profesionales que pueden ayudarte con todo lo que necesites. Estamos a tu...

leer más

Curiosidades sobre el oído

Post de a las 9:12 am en BLOG | 0 comentarios

En esta ocasión queremos que leáis algunas curiosidades sobre el oído que se han extraído de diversos estudios y que estamos seguros que os sorprenderán algunas de ellas: Las palabras sentimentales se recuerdan mejor por el oído izquierdo según un estudio elaborado por la Universidad de Houston. Los fumadores tienen un 70 % más de probabilidades de sufrir pérdidas auditivas que los no fumadores, y vivir con un fumador multiplica por dos el riesgo de pérdida de audición. Una de las curiosidades sobre el oído que tiene que ver con la salud. Los ácidos grasos omega-3, antioxidantes en concreto el ácido fólico, y el consumo de vegetales de hojas verdes como la espinaca y la lechuga romana, son beneficiosos para prevenir problemas auditivos. Según varios estudios médicos, quienes tienen niveles de colesterol y triglicéridos altos son más propensos a padecer problemas de audición. La población del mundo que vive en lugares de mucho silencio son los que mejor salud auditiva poseen. Los oídos son capaces de distinguir dos sonidos que sólo estén separados por una diez millonésima de segundo. El oído te ayuda a saborear los alimentos. La cuerda del tímpano permite la conexión entre la lengua y el cerebro, esta es una de las curiosidades sobre el oído que menos se conoce. Una enfermedad auditiva o una cirujía pueden tener cierta afectación sobre el sabor de los alimentos. Según un estudio del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Newcastle estos son algunos de los sonidos más desagradables para el oído del ser humano: cuchillo en una botella, tenedor en un vaso, tiza en una pizarra, regla en una botella, uñas en una pizarra, grito de mujer, chirrido de frenos de bicicleta, bebé llorando y taladro eléctrico. ¿A que no conocías estas curiosidades sobre el oído? La música se escucha mejor normalmente por el oído izquierdo. El oído interno se encuentra en el interior del hueso temporal, el más duro del cuerpo humano....

leer más

Oídos y el agua, precaución

Post de a las 10:08 am en BLOG | 0 comentarios

Cuando comienza el calor, la precaución ante los oídos y el agua tiene más importancia. El uso de las piscinas y los baños, además del remojo en otros entornos, cobra más protagonismo y por ende el cuidado de los oídos cuando entran en contacto con el agua. El binomio que forman los oídos y el agua tiene que vigilarse especialmente en el tipo de aguas que se bañe  cada uno. Hay que tener en cuenta que un agua contaminadas es potencialmente peligrosa para la salud auditiva. Bacterias y otros microorganismos pueden suponer un problema. Otra de las cosas que hay que tener especial cuidado con los oídos y el agua es el momento posterior a la salida de la piscina, baño, playa y otros sitios de recreo. Hay que secar bien los oídos, evitando dejarlos con agua en su interior con el fin de evitar problemas con las otitis. La cera es un elemento de protección natural. No hay que eliminar toda la cera del oído. Lo que sí puede resultar un problema con la cera en los oídos y el agua es que el exceso de cerumen en contacto con el agua, si no se elimina bien, aumenta el riesgo de otitis. Para poder disfrutar con total tranquilidad del baño en la piscina, deberemos intentar hacernos con unos tapones de silicona que van a ayudar a que no penetre el agua en los oídos. Hay que tener en cuenta otra circunstancia: no se debe tener puesto estos tapones mucho tiempo, por lo que los baños no pueden ser eternos. Finalmente, hay que destacar que el binomio de los oídos y el agua es importante en estas fechas. Cerca del 25% de los niños van a tener problemas de otitis por baños de aquí a finales de Septiembre, según datos de distintos...

leer más

Trabajar con ruido

Post de a las 10:43 am en BLOG | 0 comentarios

España es uno de los países más ruidosos del mundo según recientes estudios. Trabajar con ruido es algo relativamente normal en algunas de las profesiones de nuestro país. Casi un 30% de los españoles trabaja en un entorno de trabajo con más ruido del normal, considerándolo ruidoso y teniendo en algunos casos problemas relacionados con la atención y la concentración en las tareas que desarrollan cada día. La organización mundial de la salud establece unos mínimos saludables para que el ruido no suponga un problema para la salud, valga la redundancia. El límite se establece en 65 dB por encima de los cuales ni es sano trabajar con ruido y tampoco el día a día. Aunque los departamentos de prevención de riesgos de cada empresa tiene prevista la contingencia de trabajar con ruido, la protección por parte del trabajador resulta imprescindible en algunos trabajos como la construcción, hostelería (especialmente nocturna) y otras de esta índole. Más 90% de las personas que trabajan en entornos ruidosos se protegen pero sin embargo, en la vida cotidiana, casi el 80% de las personas no se protege contra el ruido de ninguna manera. Normalmente, en las personas que están acostumbradas a trabajar con ruido, la pérdida auditiva se empieza a detectar antes que en personas que trabajan en lugares con poco ruido. Si normalmente los problemas suelen comenzar a partir de los 60 o 65 años, en estos casos puede llegar a adelantarse a los 40-45. Trabajar con ruido es algo que afecta a algunas personas, pero no debemos olvidar que en la vida cotidiana los niños deben estar en ambientes que no sean muy ruidosos e incluso vigilar aspectos como el de los juguetes. Muchos padres, cerca del 50%, creen que los juguetes de sus hijos son muy ruidosos y están por encima del nivel permitido. En cualquier caso, los centros del Grupo GEA siempre estarán pendientes de poder aconsejar y ayudar a todas las personas que lo...

leer más

Pérdida auditiva en niños, ¿cómo educarles?

Post de a las 10:08 am en BLOG | 0 comentarios

Uno de los retos a los que se enfrentan algunos padres es a la pérdida auditiva en niños. El desarrollo de los pequeños hasta que se convierten en un poco más adultos es rápido y siempre hay que estar pendiente de cómo ayudar y educar a los niños con este problema. La preocupación de los padres ante la pérdida auditiva en niños es algo natural pues todos los padres quieren lo mejor para los suyos. Hay que tener en cuenta que los audífonos que se utilizan en la actualidad son muy avanzados y ofrecen mejoras palpables en casos de hasta pérdidas auditivas profundas. Ante la pérdida auditiva en niños es importante educar, y lo primero pasa por comprender y tratar de que conozcan a la perfección la situación que tienen y que hoy en día pueden hacer una vida completamente normal. El segundo paso es enseñar la implicación en el cuidado de sus audífonos. Se les puede enseñar cómo se cuidan, cómo se mantienen, cómo se cambian las pilas y cómo se colocan correctamente. El caso de la limpieza es más complicado y se les puede enseñar más adelante. En la pérdida auditiva en niños la labor de educar es importante. Hay que apoyar a los hijos y enseñarles a que hablen por sí mismos con el fin de poder expresar aquellas necesidades de escucha y del habla para cortar con las interrupciones en la comunicación. En el aspecto más psicológico, a la hora de acudir con el niño al centro audiológico, debemos ser benevolentes con su opinión. Dejémosle que elija el color de su audífono y comprendamos sus opiniones, seamos empáticos. Todo ello ayuda a entender mejor sus necesidades, sus sentimientos y sus experiencias. Si necesitas la ayuda de los mejores especialistas en clínicas audiológicas, te esperamos en cualquiera de nuestros centros...

leer más