Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Salud auditiva y conducción de vehículos

Salud auditiva y conducción de vehículos

Aunque el sentido que más utilizamos es el de la vista, concretamente procesamos el 90% de la información a través de este sentido, es de obligado cumplimiento para el conductor mantener una buena salud auditiva para poder seguir conduciendo.

Los oídos ayudan al volante porque aportan información valiosa de lo que sucede en el interior y exterior del vehículo allí donde la vista no alcanza. Por eso nos enteramos cuándo una puerta está mal cerrada o que el intermitente está funcionando sin realizad ningún cambio de dirección. También oir bien nos permite saber cuándo el cinturón de seguridad no está bien abrochado. Son las señales sonoras del vehículo, tan importantes como las luminosas.

Cuando circulamos por carretera gracias al oído podemos saber si nos está adelantando otro coche, o bien si viene por detrás una ambulancia a la que hay que dejar el paso. O, incluso, si la policía nos sigue y nos da el alto desde el coche.

Contar con una buena salud auditiva es esencial para poder hacer que la circulación sea más sencilla para nosotros pero especialmente también para el resto de vehículos. Así se evitan accidentes innecesarios. Además, un correcto funcionamiento de la audición permite disponer de un tiempo adicional para poder reaccionar ante cualquier imprevisto al volante.

Con una otoscopia y una audiometría conseguimos saber si nuestros oídos están preparados para estar frente al volante. Es un profesional el que nos evalúa en este campo, además de nuestros reflejos y la tensión.

Conviene saber que en España se puede conducir con un nivel de pérdida audítiva superior al 45%. Pero también si la pérdida de auditiva está por debajo de ese 45% pueden hacerlo siempre y cuando no se conduzcan vehículos profesionales. En el caso de que la pérdida sea mayor no se podrá obtener permiso de conducción.

Evitar utilizar la radio en el coche, comprobar el nivel de pilas antes de conducir y también evitar ruidos en el interior del vehículo es fundamental a la hora de conducir con pérdida auditiva.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
272 Visitas

Otitis media aguda, ¿qué debo saber?

Otitis media aguda, ¿qué debo saber?

La otitis media aguda supone una molestia muy grande especialmente en los niños. Es un tipo de otitis que da mucho dolor de oido, problemas de pérdida de audición y sensación de tener el oído taponado.

Se localiza, dentro del sistema auditivo, en la zona del oído medio. Concretamente por la parte de detrás del tímpano así que no podemos detectar por nosotros mismos la infección. Para ello se debe acudir al médico o al especialista lo más pronto posible con el fin de evitar problemas como la sordera permanente.

Uno de los condicionantes para la formación de estas otitis es el descenso de temperaturas tan brusco que se da tanto en los meses de otoño como en los de invierno.

Cuando se acumula líquido detrás del tímpano y se inflaman alguna de las partes del oído medio es cuando se produce este problema auditivo, con su correspondiente dolencia. Cuando se prolonga en el tiempo y no se retira esta infección, estamos ante una otitis denominada crónica que puede afectar al futuro de la audición de las personas.

Cuando tenemos una otitis media aguda, el dolor de oído es fuerte y a pulsos, aunque también destacan síntomas como la fiebre y el cansancio (especialmente en niños). Es frecuente, además, que los zumbidos propios del tinnitus que también son molestos.

La mejor forma de tratar esta dolencia es con la ayuda del médico. Él o ella determinarán si se precisa de un antibiótico o simplemente con paracetamol y gotas podría resolverse. Los alivios sintomáticos del dolor se pueden obtener con gotas óticas que se venden en farmacias. En el caso de los bebés siempre que se presente esta otitis media aguda es imprescindible acudir al médico.

El antibiótico es la forma habitual para tratar este problema, siempre que el médico de cabecera o el otorrinolaringólogo lo considere oportuno. Siga las indicaciones y no suspendan el tratamiento aunque experimenten mejoría a los pocos días, hay que completarlo.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
283 Visitas

Datos sobre el oído que quizá no conozcas

Datos sobre el oído que quizá no conozcas

El oído forma parte del sistema auditivo, pero también es un hecho que es complejo y hermoso a partes iguales. En este blog se han dicho muchas cosas sobre el sistema auditivo y, concretamente, sobre el oído. Pero quizá aquí vas a encontrar alguna información adicional que no conocías y que te servirá para tener algunos datos curiosos.

Es vital en el proceso de comunicación, ya que nos posibilita interactuar con los demás y con nuestro entorno de forma plena participando en conversaciones, disfrutando de las actividades que más nos gustan y relacionándonos con la sociedad.

Cuando utilizamos el oído no sólo percibimos sonidos. También nos permite distinguir el volumen, el tono, el timbre y la dirección desde la que provienen esos sonidos. Nos ayuda a integrarnos en el ambiente que nos rodea tanto en el plano social como en el plano físico.

Uno de los datos más importantes sobre nuestro oído es que repercute directamente en el estado general de salud. Controla una función vital como es la del equilibrio, debido a que el sistema vestibular que es el encargado de controlar la estabilidad y el equilibrio se encuentra en el oído.

Hay un líquido en el oído interno que se mueve cuando giramos la cabeza y los cilios son los encargados de enviar la respuesta al cerebro. A su vez éste transmite órdenes a los músculos para mantener el equilibrio. Por ello la mayoría de los vértigos tienen su origen en el oído, por alteraciones del sistema vestibular.

Más datos sobre nuestros oídos. El hueso temporal es el más duro del cuerpo humano, es el que protege al oído interno. A su vez, el oído tiene el hueso más pequeño del cuerpo humano y se llama estribo.

A pesar de que estemos durmiendo, no significa que el oído descanse. Los ruidos menos intensos y leves los inhibe el cerebro en el proceso de vigilia. Pero cuando se produce un ruido fuerte, que nos despierta, es porque el oído reacciona como un mecanismo de defensa y por eso se mantiene alerta.

Otro de los datos desconocidos sobre el oído es que cada uno de los dos escucha de forma diferente. Con el oído izquierdo se perciben mejor los sonidos musicales y el derecho parece estar más predispuesto a escuchar la voz de las personas.

Finalmente, pensad que la estructura de las orejas tiene un diseño que como pabellón auditivo permite captar sonidos de nuestro entorno con más facilidad. Su aspecto ergonómico conduce las ondas sonoras hacia el tímpano.

Esperamos que todas estas curiosidades te hayan hecho comprender algo más sobre el oído.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
271 Visitas

Medicamentos ototóxicos

Medicamentos ototóxicos

Hoy es el Día Europeo del Uso Prudente de Antibióticos, se realiza todos los años con la finalidad de concienciar a las personas y poner de relieve el uso excesivo que se realiza en ocasiones de los medicamentos.

Algunos de estos medicamentos tomados en exceso, además de hacer más resistentes los microorganismos, tienen también su impacto en la audición. Estos medicamentos causan, en ocasiones, daño permanente a la audición y entre ellos destacan algunos aminoglucósidos como la gentamicina, estreptomicina y neomicina que se utilizan para tratar la septicemia y la tuberculosis. Se calcula que al menos 4 de cada diez pacientes suministrados con estos antibióticos pueden desarrollar pérdida auditiva, según estudios de universidades americanas.

Los fármacos que se usan en la quimioterapia como la ciclofosfamida, el cisplatino, la bleomicina o el carboplatino también se consideran ototóxicos. Y algunos de los que se utilizan como diuréticos, caso de la furosemida pueden causar sordera porque afecten al nervio auditivo.

Tomar Paracetamol en exceso puede ser perjudicial y dañar la audición en base a ciertos estudios que determinaban ingestas de este medicamento de forma recurrente al menos durante cinco años. En personas con menos de 50 años si se toma con regularidad puede suponer el doble de posibilidades de desarrollar problemas de audición.

Algo similar ocurre con el ibuprofeno, ahora denostado por la pandemia. El riesgo de problemas de audición en tomas recurrentes de personas menores de 50 años el riesgo se incrementa en más de un 60%. También la aspirina, al igual que el ibuprofeno, pueden causar acúfenos.

Es esencial revisiones periódicas a partir de los 50 años con el fin de detectar la pérdida de audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
301 Visitas

Consejos para intentar retrasar la presbiacusia

Consejos para intentar retrasar la presbiacusia

Como ya sabéis, la presbiacusia es la pérdida de audición asociada a la edad. El oído es un órgano muy sensible que con el paso de los años se va deteriorando pero si lo cuidamos bien podemos alargar tu vida útil. ¿Con qué gestos podemos conseguir esto? Es muy sencillo:

Baja los volúmenes de la televisión y los auriculares. Utilizar además distintos dispositivos que emiten sonido a la vez, lo distorsiona y genera un cierto disconfort auditivo produciendo malestar. El volumen recomendado de escucha para cualquier dispositivo no debe superar nunca el 60%, que es considerado el umbral límite. La mejor señal para saber si hemos estado expuestos a demasiado ruido con los auriculares es el pitido que emiten al subir el volumen o al estar mucho tiempo con ellos puestos.

Evitar los traumas acústicos. Los ruidos muy fuertes como el de los altavoces en conciertos o discotecas (algo que hoy por hoy es imposible por la situación actual de pandemia) o los fuegos artificiales, petardos y demás 'explosiones' pueden provocar traumas acústicos. El tiempo de intensidad así como la cercanía a las fuentes de ruido hacen mucho por lo que hay que mantenerse distanciado.

Protección auditiva en el agua. Y es que siempre que nos bañemos en mar, piscina o lago es recomendable utilizar los tapones para evitar infecciones por hongos y las consiguientes otitis. También sumergirse lentamente y no bajar a mucha profundidad es lo más recomendable.

A la hora de la higiene auditiva es mejor limpiarse los oídos sin bastoncillo. Las importaciones de cera y las roturas timpánicas son algunas de las consecuencias más comunes del mal uso del bastoncillo. Por eso es recomendable utilizar agua y jabón, para posteriormente secarlos bien con una toallita. Conviene no eliminar toda la cera, ya que ésta es una barrera de protección natural frente a las infecciones.

A la hora de hablar por teléfono, alterna el auricular del mismo en los dos oídos. De esta forma, si lo utilizas mucho, no desgastas un oído más que otro y además no se te adormece, algo que no es nada bueno para mantener una correcta salud auditiva.

El viento puede provocar que los oídos se inflamen, si les da directamente. Puedes notar también pequeños zumbidos, por lo que no es recomendable siempre llevar las ventanillas del coche bajadas especialmente a altas velocidades.

Con estos consejos más otros como el de evitar medicamentos ototóxicos y comentar alternativas con los doctores o el de respetar los calendarios de vacunación infantil, vamos a conseguir alargar más nuestra salud auditiva.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
259 Visitas