Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


El ruido y los jóvenes, ¿se adelanta la presbiacusia?

El ruido y los jóvenes, ¿se adelanta la presbiacusia?

Los malos hábitos actuales de una buena parte de los jóvenes en cuanto a salud auditiva se refiere serán los causantes de sus problemas de audición en el futuro. Según la OMS, la mitad de los jóvenes hasta los 30 años están expuestos de forma habitual a niveles de ruido que afectan a su audición.

La mayor parte de estas malas prácticas se deben al uso prolongado de auriculares a volumen muy elevado, además de someterse de forma frecuente a fuertes ruidos ambientales especialmente los de discotecas, bares o conciertos, entre otros.

Los especialistas  determinan la peligrosidad de estar sometidos a ruidos por encima de los 85 decibelios de forma prolongada al menos durante ocho horas. Nos encontramos con picos de 100 decibelios en alguno de los ejemplos anteriormente citados y la exposición a éstos no debe superar los 15 minutos para que no resulten perjudiciales.

Hay que tener en cuenta que el uso continuado de los mp3, mp4 y dispositivos afines a través de los auriculares alcanzan un volumen máximo de 105 decibelios por lo que sufren de forma habitual un impacto negativo en la audición.

Hay señales o avisos por los que los jóvenes perciben que su audición puede tener problemas, y son los cambios de forma temporal en el umbral de la audición o pequeñas pérdidas de la misma durante un corto período de tiempo.

A pesar de las advertencias de muchos dispositivos cuando sobrepasan el umbral del riesgo de daño para la audición, la mayor parte de los jóvenes de entre 14 a 25 años (un 70%) omite el aviso mientras que algo más de dos tercios de los mayores de 25 y menores de 35 años rectifican y bajan el volumen (el 67%).

En los casos más extremos en los que el ruido dañe de forma prematura y permanente la audición de los jóvenes, el uso del audífono se adelanta diez años respecto a la fecha habitual de uso en condiciones normales por deterioro asociado a la edad (presbiacusia).

Es importante resaltar que existe un daño al subsistema específico del sistema auditivo que nos permite escuchar en entornos ruidosos, concretamente en las fibras de los nervios auditivos. Este es un tipo de pérdida de audición descubierta recientemente y aunque no mina la capacidad auditiva para conversaciones específicas y sonidos individuales, sí que se aprecia en esa pérdida de audición oculta en los entornos mencionados anteriormente.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
348 Visitas

Cómo eliminar correctamente el agua de los oídos

Cómo eliminar correctamente el agua de los oídos

Una de las cosas con las que tenemos que tener cuidado es con la eliminación de agua de los oídos. Hay veces que al día siguiente de un baño o un chapuzón notamos que algo en los oídos no va bien.

Se debe quitar el agua del oído antes de los primeros síntomas. Al principio, cuando entra agua en el oído, es probable que no se note nada. Pero después y con el paso del tiempo pueden aparecer problemas en la audición y también ser un foco inefectivo que puede provocar diversos síntomas.

No es recomendable utilizar bastoncillos puesto que empujan la cera hacia dentro, al igual que la suciedad. Se puede irritar y ser un añadido para provocar infección de oído. Tampoco se recomienda introducir los dedos u objetos que puedan dañar el canal auditivo.

Vamos a darte algunas pautas para destaponar de agua los oídos:

- Ladear un poco la cabeza es algo útil, mientras a la vez golpeas ligeramente la nuca o el otro oído con el fin de que el agua baje. Saltar con la cabeza ladeada también ayuda a que con la presión que ejerzamos salga el agua.

- Presionar un poco el oído haciendo como 'desatascador' con la palma de la mano también es efectivo. Con el vacío que se crea el agua saldrá por el conducto. Nota importante: no apretar demasiado. Hacer esa presión ligera y en intervalos.

- Utilizar un secador de mano. Con el calor se evapora el agua pero siempre hay que hacerlo a la mínima potencia y a distancia con el fin de evitar otros problemas como quemaduras. Unos minutos después el viento habrá expulsado el agua o la habrá secado.

- Finalmente recostarse de un lado. Siempre del lado del oído afectado porque así la gravedad hará que el agua caiga. Colocando recto el conducto auditivo el agua bajará de forma natural.

Esperamos que estos consejos te sirvan para los chapuzones del verano que está a punto de comenzar.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
530 Visitas

Efectos positivos para el oído del confinamiento

Efectos positivos para el oído del confinamiento

Este confinamiento por el covid ha tenido algunas connotaciones positivas para la audición. La reducción de la actividad no sólo ha incidido en la salud acústica del trabajador en entornos ruidosos sino también en la del resto de personas.

Las ciudades han sufrido una notable disminución del tráfico por lo que si tenemos en cuenta que los motores de coches y motos suponen el 80% de la contaminación acústica esto redunda en el ruido y, por tanto, en la audición. La producción en la industria también se ha detenido, eso implica que el ruido que generan estas actividades se ha silenciado. El ruido de nuestras industrias acapara prácticamente el 10% del total de la contaminación acústica.

Otra de las actividades que han reducido al mínimo su actividad son las recreativas y de ocio. Aunque suponen un porcentaje pequeño del total de contaminación acústica esto ha ayudado también a que el ambiente de ruido sea mucho menor.

Hay que recordar que una de las primeras consecuencias de la contaminación acústica por ruido es la pérdida auditiva. Exponerse al ruido tiene un componente acumulativo, donde el tráfico, el ruido de los bares, el volumen alto de los auriculares...todo se acumula provocando esa pérdida de audición.

El ruido, además de a la audición, afecta a nuestro sistema nervioso con el estrés y haciéndonos más irascibles e irritables.

Es por esto que podemos afirmar que uno de los efectos 'positivos' de este confinamiento es que ha servido para que nuestros oídos tomen un respiro y eviten los problemas derivados del ruido.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
460 Visitas

La pérdida de audición y su efecto en algunas personas mayores

La pérdida de audición y su efecto en algunas personas mayores

El déficit auditivo incide directamente en la calidad de vida y en el bienestar de las personas mayores, algo que hace que incremente su dependencia al reducirse las habilidades que desarrolla en su día a día.

Este tipo de pérdidas, si no se tratan y se pone remedio siempre y cuando el audífono lo corrija, puede producir también ciertas afectaciones a nivel psicológico y social. En algunos casos se ha observado aislamiento, falta de comunicación, soledad, etc.

Como ya hemos comentado en otras entradas, un 25% de las personas entre 65 y 75 años tiene pérdidas de audición. Y en el caso de los mayores de 75 ese porcentaje se duplica, siendo la mitad de las personas mayores las que han perdido audición.

Vamos a ver de qué manera puede afectar la pérdida de audición a este colectivo de la tercera edad, a través de distintas variables.

A nivel cognitivo el deterioro de la audición también puede suponer un cierto deterioro de deterioro cerebral. Hay estudios que avalan esta teoría, con pérdidas de memoria, falta de atención y problemas de pensamiento, etc. La actividad de nuestro cerebro se ve disminuida cuando se reduce la capacidad de audición.

A nivel emocional los déficits auditivos pueden hacer que los mayores sean más rígidos en sus pensamientos y se agudicen más los rasgos de personalidad, haciendo que sean más vehementes u obstinados. En otros casos, existe un sentimiento de culpa que pueden convertir a las personas en más introvertidas o desconfiadas y las cuesta expresar más sus emociones.

La prevención es importante no sólo cuando se es pequeño sino también a estas edades. Una detección precoz del problema de pérdida de audición y la solución mediante audífonos que corrijan el problema va a servir para evitar que los síntomas cognitivos y emocionales se presenten antes de tiempo. También el apoyo familiar y social resulta decisivo a la hora de mejorar la funcionalidad de las emociones y promover la autonomía de los mayores.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
495 Visitas

Cuatro de cada diez personas de la tercera edad tiene problemas de audición

Cuatro de cada diez personas de la tercera edad tiene problemas de audición

Cuatro de cada diez personas mayores de 65 años tienen problemas de audición de diversa índole.

Los dos principales problemas por los que se pierde audición a partir de los 65 años son la presbiacusia y la hipoacusia, que suponen el 62% de los casos pérdida de audición más repetidos.

La hipoacusia es el déficit funcional que ocurre cuando un sujeto pierde capacidad auditiva en mayor o menor grado. La hipoacusia puede  ser de tipo conductivo, que es cuando las ondas sonoras no pasan al oído interno por algún motivo, de tipo neurosensorial, cuando afecta al nervio auditivo o las células ciliadas del oído interno o bien ser una combinación de ambos tipos que es lo que se denomina una pérdida de audición mixta.

Un tipo de hipoacusia es la presbiacusia o pérdida de la audición asociada al envejecimiento. Esta misma se empieza a producir a los 50 años, entrando en una fase más avanzada entre los 65 y 75 años.

Algunos de los síntomas que delatan esta pérdida de audición es la dificultad para poder seguir y entender conversaciones, la dificultad también que existe a la hora de escuchar timbres o llamadas y tener que subir el volumen de la televisión de forma reiterada porque no se escucha correctamente.

En España 450.000 personas utilizan audífonos para paliar este tipo de deficiencias auditivas. De todos ellos, el 75% sirven para corregir problemas de presbiacusia y un 25% problemas de hipoacusia.

Madrid, Barcelona y Andalucía acaparan la mayoría de los casos de hipoacusia a nivel nacional y por ello son las comunidades que más audífonos venden.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
409 Visitas