Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


¡Cuidado con los barotraumas en verano!

Uno de los problemas auditivos que también se repite en verano además de la otitis es el del barotrauma. El barotrauma es el daño que se produce en el cuerpo debido a los cambios de presión bruscos. Pueden darse tanto en el aire como en el agua y el oído es uno de los órganos más afectados por este tema.

En el despegue o aterrizaje de los aviones el cambio de presión repentino que se produce al cambiar la altitud es lo que puede provocar el barotrauma. La presión que hay en el oído medio y en la atmósfera es similar por lo que cuando el avión se eleva la presión de la atmósfera disminuye. De ahí esa sensación de taponamiento que se produce.

La gravedad en estos casos viene determinada cuando la presión del aire no es la misma en ambos lados del tímpano y que éste pueda romperse. La trompa de Eustaquio es el elemento clave para que no tengamos problemas mayores, ya que la conexión que ofrece desde el oído a la rinofaringe permite regular la salida y entrada de aire regulando la presión de forma constante.

La maniobra de Vasalva es la mejor opción puesto que tapando nariz y boca e intentando soltar el aire por los oídos lo que conseguimos es igualar la presión a ambos lados del tímpano.

También la inmersión en el agua es otro foco de barotrauma porque la presión con el descenso o el descenso varía. Es una lesión habitual en deportistas que practican el submarinismo pero también en personas que hacen del baño algo ocioso y se sumergen de vez en cuando en el agua.

Si la presión en el oído es mejor que la del agua el tímpano sufre hacia dentro. Si es mucha el tímpano puede romperse y la entrada de agua fría puede provocar síntomas como vértigo o náuseas. Este contratiempo suele derivar también en otitis del nadador con dolores agudos y daños en el oído interno que puede provocar acúfenos o pérdida auditiva.

La sensación de taponamiento por barotrauma la notaremos también cuando vamos en carretera o en tren, si se asciende alguna montaña o se desciende por ellas. 

Valora este artículo del blog:
¿Qué es la otomicosis?
La salud de la audición en el trabajo