Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Se adelanta la edad de los síntomas de presbiacusia, ¿porqué?

La pérdida de audición asociada a la edad, también conocida como presbiacusia, adelanta sus síntomas entre cinco y diez años entre los adultos españoles.

Si bien normalmente cerca de los 65 años comenzaban a manifestarse los síntomas de la presbiacusia, en la última década se ha detectado que cada vez más pacientes (un 30% más) con edades entre los 55-60 años acuden con los síntomas a consulta.

En España hay un millón doscientas mil personas con presbiacusia mayores de 60 años, lo que supone uno de cada cinco en ese segmento de edad. Es, por tanto, una realidad que la edad resulta el factor fundamental en los casos de pérdida de audición.

Entre los motivos y las causas que han acelerado la aparición de estos síntomas entre personas cada vez más jóvenes, destacamos tanto la contaminación acústica como la ausencia de prevención los dos más fundamentales. Todo ello junto con los hábitos poco saludables en materia de audición y de higiene auditiva.

Convivir en un entorno con mucha contaminación acústica o con profesiones a los que dicha contaminación se presenta de forma diaria lo que hace es ir minando las capacidades auditivas más rápidamente y eso acelera la aparición de los síntomas de presbiacusia. Trabajar en aeropuertos, en la construcción, en bares o discotecas, en cadenas de montaje o en otros entornos similares es un riesgo que se acentúa si no se cumple con la prevención de riesgos laborales.

Otras prácticas, como las de utilizar cascos para escuchar música a un volumen muy elevado, tampoco son de gran ayuda en este sentido.

Y por supuesto, la prevención es algo que no se puede dejar de lado. Aproximadamente un 5% de las personas entre los 40 y los 50 años se realizan una revisión auditiva. Sólo 300.000 personas están al tanto de su audición con el fin de prevenir la aparición anticipada de presbiacusia.

 

Para corregir este problema, que comienza a notarse cuando decrece la percepción de los tonos agudos del espectro y aparecen además acúfenos, es necesario el uso de prótesis auditivas. El audífono se aconseja en los casos de pérdidas leves a profundas que van desde los 30 dB hasta los 100 dB. Además en los casos de pérdidas profundas, entre los 90 y 100 dB, se recomienda el implante coclear si están dañadas las células cilíadas.

Valora este artículo del blog:
Los problemas de oído que pueden ser hereditarios
La Comunidad Valenciana se mantiene en los primero...

Artículos relacionados




GEA Audiológia
18 Septiembre 2020
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
11 Septiembre 2020
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
03 Septiembre 2020
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
28 Agosto 2020
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
21 Agosto 2020
Blog
Valora este artículo del blog: