Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


¿Se puede mojar un audífono?

¿Se puede mojar un audífono?

La respuesta más contundente es NO. Pero, puede haber algunos matices que permitan explicar la relación entre los audífonos y la humedad.

Son muchos los usuarios que desean que los fabricantes de audífonos desarrollen y lancen modelos de audífonos que puedan meterse en el agua y sean resistentes. Eso ya es harina de otro costal y probablemente tarden en desarrollarse estos dispositivos, pero lo que sí es cierto es que podemos comentar algunas cosas en relación con el agua y los audífonos.

Todos los audífonos se someten a pruebas de resistencia, generalmente para comprobar si físicamente resisten aquellos hechos más comunes y cotidianos del día a día.

La evolución en la durabilidad ha sido constante en estos últimos años, y sigue evolucionando.No se trata sólo de ser resistentes sino de saber cómo se comportan en ambientes y condiciones más duras y adversas. Al igual que otros dispositivos tecnológicos la clasificación se mide por los grados de protección IP como escala establecida a nivel mundial.

Esta escala determina que los audífonos son resistentes al polvo y que su indicador es el de IP68. Con respecto al agua, la norma indica que los audífonos no deben mojarse pero hay que entenderlo como sumergirlos en agua o ducharse con ellos. En el caso de la lluvia no es preocupante si chispea pero si hay lluvia torrencial sí que habría que retirarlos. Eso sí, en caso de mojarse habría que secarlos rápidamente.

La humedad es otro de los factores que hay que vigilar y que tiene relación con el agua, al igual que el sudor. No supone ningún problema si secamos (de forma analógica, no con secador) el audífono. Pero para ello el uso de deshumidifcadores de audífonos es importante si se vive en climas húmedos o se produce un exceso de humedad (en el baño si nos duchamos y dejamos el dispositivo sobre el lavabo por ejemplo).

Esperamos haberte arrojado un poco más de luz al respecto.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
362 Visitas

Aire acondicionado y audición

Aire acondicionado y audición

En los días de mayor calor, el aire acondicionado es un aliado para aliviar esa sensación de sofoco y sudor especialmente en los meses de verano. La relación entre aire acondicionado y audición puede suponer un peligro para nuestros oídos como vamos a exponeros a continuación.

Y es que los efectos del AC en la salud auditiva pueden ser muy contraproducentes. Los aparatos emiten aire fresco y seco, ausente de humedad. En según qué ambientes se ponga esa falta de humedad afecta a las mucosas.

Por la nariz y por la boca entra el aire y también virus, bacterias y otros microorganismos. La función de la mucosa nasal es filtrar y limpiar ese aire, además de que llegue en las condiciones de humedad y temperatura que necesitan nuestros pulmones.

La ausencia de humedad evita que las mucosas realicen bien la función por lo que es más fácil que virus y bacterias penetren en nuestro organismo. Hay que tener en cuenta que la nariz comunica con la trompa de Eustaquio de cada oído así que es relativamente más fácil que ésta pueda terminar en las zonas más recónditas de nuestros oídos.

En verano, la otitis del nadador es la más habitual pero los casos de otitis media como consecuencia del aire acondicionado aumenta de forma progresiva a cualquier edad.

El dolor en la otitis media es algo habitual, y menos común es la pérdida auditiva. Eso sí, la sensación de taponamiento es común a todas ellas por la inflamación de la zona. La sensibilidad al aire acondicionado es mayor en unas personas que en otra. Los alérgicos o personas con problemas respiratorios suelen estar más afectados que otras personas.

Conviene, entonces, evitar un exceso de exposición al aire acondicionado y procurar no bajar de los 21º. Por supuesto tampoco se debe dormir con el aire acondicionado puesto con el fin de que la habitación pierda toda la humedad.

El uso de humidificadores puede amortiguar estos efectos en una habitación con el aire acondicionado. Y recuerda, al menor síntoma de dolo o taponamiento acude al especialista.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
627 Visitas