Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Las otalgias

Las otalgias

La otalgia es un dolor de oído que se puede notar en cualquier parte de dicho oído, ya sea en el interno, medio o el externo. No tienen que ver siempre con una infección u otitis sino que puede estar relacionado con otras cosas. Es cierto que, como cualquier molestia que concurra en esa zona, lo mejor es acudir al médico para que nos indique de dónde procede y ponerle remedio.

El síntoma que ya hemos comentado de dolor de oído es el más característico. La intensidad siempre es variable en función de la persona porque puede ser leve o bien muy fuerte. Según el origen también así será la intensidad del dolor.

Las causas de la otalgia pueden ser varias. Desde una simple otitis a un resfriado quema afectado al oído o bien una mala limpieza de oídos con bastoncillo. También la aparición de hongos o de alguna bacteria nos lo puede provocar. Otras causas por las que puede aparecer este dolor de oídos es una tos prolongada, alergias, herpes, roturas timpánicas, que el canal esté taponado, bruxismo, una inflamación de la trompa de Eustaqui, unas paperas o un barotrauma.

En cualquier caso siempre hay que acudir al especialista, que nos dará el tratamiento según el origen del dolor de oído. Antibióticos y cremas antiinflamatorias: sólo serán necesarios en el caso de inflamación del pabellón auricular. Si es el oído medio donde está localizado el problema los analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos ayudan si hay infección.

Si la inflamación está localizada en la zona del conducto auricular, unas gotas antiinflamatorias y el antibiótico serían suficientes. Para las acumulaciones y tapones de cera, una limpieza profesional sería suficiente pero si hay lesión timpánica puede que sea precisa una cirujía.

En cualquier caso, siempre debe ser el especialista el que determine este tratamiento.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
398 Visitas

Tubaritis, ¿qué es?

Tubaritis, ¿qué es?

Es un problema o una disfunción de la Trompa de Eustaquio, concretamente una dolencia. Como ya os hemos explicado en otros post, el oído y las vías respiratorias se unen por este conducto. Concretamente la garganta con el oído medio.

La función que tiene la TE es la de permitir o no permitir el paso de líquidos y/o de aire, con la finalidad de que el oído libere presión cuando lo necesite. Seguro que tenéis presente los casos en los despegues de aviones o en los coches cuando subimos o bajamos una carretera empinada o con una subida continua.

Cuando la TE se inflama, hablamos de tubaritis. Esta tubaritis tiene unos síntomas muy reconocibles, que son:

Taponamiento de uno o de los dos oídos

  • Chasquidos
  • Hipoacusia
  • Acúfenos
  • Pérdida de equilibrio
  • Mareos
  • Presión permanente en el o los oídos

Es conveniente que si notas alguno de estos síntomas acudas al especialista. Hay tratamientos que pueden ayudarte a hacer desaparecer estos síntomas tan molestos. Empezando por los medicamentos, que pueden ser recetados para el tratamiento y alivio de congestión e inflamación. Un drenaje también es otra opción en caso de que haya que reducir la presión, y con ello la inflamación. Finalmente, colocar una esfera en el canal para que no se cierre (balón de Bielefeld) sólo se da para aquellas personas que sufren este problema de forma crónica.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
531 Visitas

Empieza el año con una buena salud auditiva

Empieza el año con una buena salud auditiva

El comienzo de año es un momento estupendo para proponerse cuidar nuestra salud y mejorar los hábitos que tenemos actualmente. Muchas son las personas que se marcan este mes como punto de partida para esas promesas como adelgazar, hacer más deporte, dejar el tabaco, etc.

Si uno de esos propósitos es el de cuidad de la salud auditiva, podemos ayudarte con algún consejo práctico para que lleves a cabo y te ayude a conseguir la meta.

Uno de ellos es el evitar fuentes de ruido muy elevadas. Y es que el ruido excesivo es una de las causas principales para la pérdida de audición. Los sonidos de obras en grandes ciudades, de pirotecnia, los ruidos industriales y los que proceden de otras fuentes como centros de ocio pueden contribuir a esta pérdida. Además, este ruido puede provoca estrés e insomnio que desencadenen problemas de salud de otra índole.

Escucha música en tus auriculares pero a un volumen bajo. Y es que uno de los principales focos de pérdida auditiva precoz es el uso de los auriculares a un volumen excesivo de forma prolongada en el tiempo. Los jóvenes con este problema cada vez son más. El tope de decibelios debe ser de 90 y con un tiempo prudencial de uso. A partir de la media hora con unos dB mayores a 90 implica que nuestros oídos sufran.

Dejar descansar los oídos es algo necesario. No sólo apagando la música y otras fuentes de ruido que puedan perturbarlos sino utilizar tapones antirruido nos ayuda a que éstos descansen y puedan sentir una sensación de alivio y reposo.

Limpiarse correctamente los oídos es algo esencial. Aunque por sí mismos se limpian expulsando cera al exterior el secado con una toalla tras la ducha es suficiente. Utilizar bastoncillos no está del todo recomendado puesto que podemos dañar el interior del oído o el tímpano.

Y por supuesto el mejor consejo de todos es el de someterse a revisiones auditivas periódicas cada cierto tiempo. Una audiometría puede detectar las pérdidas de forma rápida con el fin de darle a tus oídos la mejor solución posible.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
362 Visitas

Los 5 puntos más importantes para el correcto funcionamiento del audífono

Los 5 puntos más importantes para el correcto funcionamiento del audífono

La correcta revisión del audífono es clave no sólo para el funcionamiento del dispositivo sino para una disfrutar de una buena audición.

Aunque en casa las labores de mantenimiento del audífono deben ser diarias en cuanto a limpieza, se recomienda que el especialista revise un par de veces al año tanto el dispositivo como la audición.

Por este motivo, la Plataforma Audiológica GEA ha elaborado una lista con los cinco aspectos necesarios en la revisión del audífono para conocer la importancia de esta cita.

En primer lugar, la limpieza en profundidad de los filtros y el cambio de los mismos si procede ya que resulta imprescindible que estos no se encuentren obturados para el correcto funcionamiento del audífono.

La limpieza del molde por ultrasonidos permite una eliminación total de los residuos ya que se hace de forma más exhaustiva e inaccesible para una limpieza que se realice en el propio hogar.

Es imprescindible, en tercer lugar, una comprobación electroacústica para poder saber si el audífono está funcionando correctamente en las frecuencias para las que fue preparado y acondicionado. Tanto o más importante que la limpieza en profundidad es conocer si sigue funcionando tal y como se preparó.

En cuarto lugar, se debe verificar la programación del audífono y si está optimizado para su funcionamiento. Hay que recordar que los audífonos se programan de acuerdo a las formas de adaptación prescriptivas en función del grado de pérdida auditiva. Con esto se controla la presión sonora adecuada a nivel timpánico mientras se utiliza el audífono.

Por último, la limpieza y la sustitución de las piezas que se encuentren dañadas por factores relacionados con la humedad, el agua, la cera, el polvo u otros agentes externos es algo que no debe dejar pasarse en ninguna revisión.

En líneas generales, y tal y como informa la Plataforma Audiológica GEA, cerca del 20% de las personas no acuden a revisiones anuales del audífono con los especialistas, mientras que sólo un 60% realiza un correcto mantenimiento en casa de su dispositivo.

Tanto el mantenimiento como las revisiones anuales son vitales para la prevención de averías importantes en el audífono, así como para poder adaptar progresivamente el mismo para la capacidad auditiva en cada momento.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
532 Visitas

Un enemigo de los oídos: el bruxismo

Un enemigo de los oídos: el bruxismo

El dolor de oídos normalmente lo asociamos a las otitis, a algún barotrauma o por cuestiones de salud más severas. Lo más común es que los resfriados sean los que provoquen estas otitis, pero también la humedad o el exceso de sequedad en el conducto auditivo puedan provocar estos dolores.

Como bien hemos comentado antes, el exceso de ruido o un trauma acústico son otra fuente para que los oídos puedan dolernos. Los barotraumas, esos cambios de presión que se sufren cuando se hace buceo o cuando viajamos en avión, también colabora a que los oídos se taponen pudiendo en ocasiones generar un dolor y malestar importante.

Pero un enemigo para nuestros oídos del que no hemos tratado mucho es el bruxismo. El bruxismo es el rechinar de dientes que algunas personas realizan cuando presionan la mandíbula de forma inconsciente. Normalmente lo provocan situaciones de tensión o estrés ya que los músculos de la boca se contraen apretando la mandíbula y haciendo que los dientes se choquen o rozan entre sí.

Esto provoca un dolor en la musculatura facial que afecta también a otras zonas como el cuello y la espalda. Los dientes, con el paso del tiempo y si el bruxismo persiste, se acaban rompiendo.

Este problema también puede causar dolor de oídos. Esto es porque la articulación de la mandíbula está justo delante de la zona de los oídos y es la encargada de abrir y cerrar la boca. Si el bruxismo afecta a la mandíbula y ésta deja de funcionar correctamente no sólo será incómodo sino que además provocaría dolor de oídos. También nos puede pasar si masticamos chicle de forma excesiva.

Hay que terminar con el bruxismo si queremos que el dolor de oídos desaparezca. Terapias anti-estrés, de relajamiento, relajantes musculares o férulas de descarga son algunos de los tratamientos que pueden ayudar con ello.

Con el paso de los días, si las terapias son efectivas, los dolores de oído, de cabeza y de espalda irán desapareciendo.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
865 Visitas

¿Qué factores provocan las otitis en otoño?

¿Qué factores provocan las otitis en otoño?

Se acerca el otoño y con él una de las épocas donde la otitis se convierte en un problema auditivo muy recurrente hasta que lleguen de nuevo las buenas temperaturas.

Los especialistas de la Plataforma Audiológica GEA son especialistas en audición y conocedores de ello  han elaborado una lista con los principales factores que provocan la otitis otoñal y sobre los que se debe poner especial cuidado.

Uno de ellos es la aparición de los resfriados siendo el descenso de las temperaturas la principal causa, convirtiéndolo en el más común para que la otitis haga acto de presencia. El exceso de mucosa acaba en el pabellón auditivo que puede infectarse con facilidad, especialmente en el caso de los niños.

La explicación al porqué la otitis tiene más probabilidades de aparecer en los niños es sencilla: las pequeñas dimensiones de la trompa de Eustaquio en edad infantil hace que le sea más fácil a la mucosa y las bacterias llegar desde la nariz y garganta al oído medio.

Es importante en el caso de los resfriados sonarse correctamente la nariz. Conviene hacerlo por lados de forma alterna para evitar que los mocos suban hasta el oído por presión. Más importante es, como indicamos antes, en niños.

Otra de las causas de aparición de otitis es la mala higiene auditiva en períodos de mayor formación de mucosa. No limpiarse los oídos dejando que el cerumen se acumule puede resultar un foco de infección causado por diferentes bacterias.

Para ello, utilizar soluciones salinas y limpiarse correctamente los oídos tras el baño o la ducha, es esencial. No se debe dejar el oído húmedo con temperaturas ambientales más bajas que en otras época del año.

Para finalizar, el mal uso de los bastoncillos para eliminar el exceso de cerumen o limpiar los oídos trae consecuencias negativas y pueden acelerar la aparición de la otitis. Tal y como informan los responsables la Plataforma Audiológica GEA, utilizar el bastoncillo con demasiada profundidad puede no sólo no ser una ayuda para  retirar correctamente la cera sino compactarla y formar tapones que colaboren con la infección. Además, pueden provocar lesiones en el tímpano.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
620 Visitas

Cómo eliminar correctamente el agua de los oídos

Cómo eliminar correctamente el agua de los oídos

Una de las cosas con las que tenemos que tener cuidado es con la eliminación de agua de los oídos. Hay veces que al día siguiente de un baño o un chapuzón notamos que algo en los oídos no va bien.

Se debe quitar el agua del oído antes de los primeros síntomas. Al principio, cuando entra agua en el oído, es probable que no se note nada. Pero después y con el paso del tiempo pueden aparecer problemas en la audición y también ser un foco inefectivo que puede provocar diversos síntomas.

No es recomendable utilizar bastoncillos puesto que empujan la cera hacia dentro, al igual que la suciedad. Se puede irritar y ser un añadido para provocar infección de oído. Tampoco se recomienda introducir los dedos u objetos que puedan dañar el canal auditivo.

Vamos a darte algunas pautas para destaponar de agua los oídos:

- Ladear un poco la cabeza es algo útil, mientras a la vez golpeas ligeramente la nuca o el otro oído con el fin de que el agua baje. Saltar con la cabeza ladeada también ayuda a que con la presión que ejerzamos salga el agua.

- Presionar un poco el oído haciendo como 'desatascador' con la palma de la mano también es efectivo. Con el vacío que se crea el agua saldrá por el conducto. Nota importante: no apretar demasiado. Hacer esa presión ligera y en intervalos.

- Utilizar un secador de mano. Con el calor se evapora el agua pero siempre hay que hacerlo a la mínima potencia y a distancia con el fin de evitar otros problemas como quemaduras. Unos minutos después el viento habrá expulsado el agua o la habrá secado.

- Finalmente recostarse de un lado. Siempre del lado del oído afectado porque así la gravedad hará que el agua caiga. Colocando recto el conducto auditivo el agua bajará de forma natural.

Esperamos que estos consejos te sirvan para los chapuzones del verano que está a punto de comenzar.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
776 Visitas

La cera del oído, ¿porqué es útil e imprescindible?

La cera del oído, ¿porqué es útil e imprescindible?

Como hemos comentado en varias ocasiones, el exceso de cerumen puede ser perjudicial para la audición pero también hemos indicado que la cera es imprescindible como barrera defensiva para las infecciones de oído.

Es necesario tanto para que el oído se limpie como para que la calidad de la audición sea positiva. El uso de bastoncillos es desaconsejarle y basta con un poco de agua y jabón para una correcta limpieza y que los oídos se mantengan limpios y sanos.

¿Qué funciones entonces tiene la cera de los oídos? ¿Porqué es útil e imprescindible?

Como hemos dicho al principio, es una barrera natural que sirve para proteger al oído de infecciones. También protege al canal auditivo de otro tipo de infecciones que dañan la piel en esa parte.

Es una barrera para los insectos, para los hongos y las bacterias, pero además es una manera de hidratar la piel que rodea al conducto auditivo.

Como lubricante es ideal para mantener limpio el conducto auditivo externo y aquí aprovechamos para recordarte que el oído es un órgano que se limpia de forma natural solo.

Existen dos tipos de cera por su aspecto: una es la cera húmeda, que es la que habitualmente suele existir en el oído y tiene un color más claro. Es algo más pegajosa. Y otra es la cera seca que se rompe con más facilidad y es algo más oscura. La función es la misma, aunque tengan distintas características.

Finalmente, aunque la cera sea útil y necesaria debemos estar atentos a los excesos puesto que la acumulación puede hacer que se pierda audición y cause algún problema de dolor o inflamación. Y recuerda, no dejes al oído sin cera y haz una limpieza normal.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
885 Visitas