Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Algunas verdades y mentiras sobre la audición

Algunas verdades y mentiras sobre la audición

Si hace un tiempo explicábamos algunos mitos que no se ajustaban a la realidad sobre los audífonos, existen otros relacionados con la discapacidad o pérdida auditiva que conviene conocer con el fin de que no confunda a la población.

Y es que afirmar, por ejemplo, que los problemas de oídos son hereditarios es una de esas cosas que conviene desmentir puesto que no todos los casos obedecen a problemas hereditarios. No siempre desarrollar un problema auditivo tiene que ver con la carga genética. La hipoacusia o la otosclerosis sí pueden ser un motivo genético pero un trauma acústico, la presbiacusia o la otitis son causas de pérdida de audición de origen no genético (y temporal, como en el caso de las otitis)

Otro de los mitos, que también supone algún que otro chascarrillo, es el que dice que las personas con orejas grandes escuchan mejor. El tamaño de las orejas no influye para nada en la audición, ya que el pabellón auricular lo que hace es captar las ondas sonoras y redirigirlas al oído interno.El proceso de audición tiene que ver con el oído, no con las orejas.

Tener discapacidad auditiva permite tener más agudos otros sentidos. Este es un mito que además es real. La neuroplasticidad permite que el cerebro potencie otros sentidos ante la pérdida auditiva. El olfato y la vista son dos de los principales beneficiados de esta neuroplasticidad.

Por último, conviene recordar que no es lo mismo oir que escuchar y que una persona puede escuchar bien pero no tener una correcta audición. Para ello las revisiones son esenciales y al menos una vez al año son necesarias para evaluar el estado de nuestra audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
157 Visitas

Conoce más sobre la laberintitis

Conoce más sobre la laberintitis

Hoy os traemos una afección auditiva que tiene como origen la infección e inflamación algunos de los nervios de la parte del oído conocida como laberinto.

El laberinto es la parte del oído que se encuentra en el oído interno y que tiene como principal función el mantenimiento del equilibrio, además de darnos la orientación espacial y la información postural. Es por esto que cuando se produce esta inflamación lo que experimentan las personas que lo sufren es la sensación de que todo está girando incluso cuando se está quieto/a.

Este es el principal síntoma que ofrece dicho problema auditivo, aunque existen otros que vamos a repasar ahora:

- Otro de ellos es que los ojos pueden moverse de forma involuntaria en este proceso.

- También se reconoce como síntoma la sordera súbita en uno de los oídos.

- La laberintitis puede venir acompañada de náuseas o vómitos.

- Notar zumbidos o pitidos en un oído, como el tinnitus o acúfeno.

- Y otro de los síntomas que puede experimentar la persona con laberintitis es la piel fría, sudorosa y pálida.

Normalmente esta afección auditiva suele venir con un resfriado o una gripe aunque también existen otras alternativas como es la infección viral de grupos herpes. Como ejemplo de esto último tenemos la varicela o el herpes labial. Otra de las causas de la laberintitis puede ser una otitis que además añadiría el dolor de oído como síntoma adicional.

Para tratar este problema hay que acudir primero al especialista para que nos lo diagnostique correctamente. Lo normal es que con el paso de los días los síntomas desaparezcan, pero la afección puede tardar dos o tres meses en eliminarse completamente tras iniciar el tratamiento correspondiente.

El tratamiento que se emplea normalmente en la laberintitis es a base de corticoide para reducir la inflamación, antibiótico por si hay infección bacteriana y otros medicamentos que sirven para controlar el mareo y las náuseas.

Te recomendamos que visites cualquiera de nuestros centros en caso de que notes los primeros síntomas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
366 Visitas

Cosas que se dicen sobre audífonos y pérdida de audición

Cosas que se dicen sobre audífonos y pérdida de audición

La realidad sobre la pérdida de audición es sólo una. Existen muchas 'falsas verdades' alrededor de todo lo que rodea a la pérdida de audición, en muchos casos por desconocimiento o bulos infundados. Los oídos juegan una parte importante en todo esto así que también os ayudaremos a comprender qué cosas de las que se dicen son ciertas o no.

Existen muchas frases o problemas relacionados con el audífono que luego resultan ser otra cosa diferente. Aquí os damos algunos ejemplos:

Los audífonos no funcionan porque pitan mucho. El pitido en el oído es igual de molesto con audífono y sin audífono. Estos pitidos suelen producirse por la retroalimentación del dispositivo al estar cerca micro y auricular. También puede causar este problema un tapón de cera o que el audífono esté mal ajustado. Revisiones, cambios de programa son algunas de las soluciones que proponemos.

No todos los problemas de oído son hereditarios. En contra de lo que algunas personas dicen, no todos vienen por este motivo. El uso de medicamentos ototóxicos, por ejemplo sirve para desmontar esta teoría.Sí es cierto que la hipoacusia o la otosclerosis son claros ejemplos de lo contrario ya que son dos problemas hereditarios.

¿Es cierto que las personas que tienen discapacidad auditiva desarrollan de forma más aguda otros sentidos? En este caso, de forma general, sí. Se denomina neuroplasticidad y se produce porque el cerebro utiliza unas áreas sensoriales concretas para incrementar y potenciar los sentidos existentes. La vista o el olfato, alguno de ellos.

Oir no es lo mismo que escuchar. Hay personas que escuchan correctamente o no dejan de escuchar pero eso no significa que su audición sea la mejor. Para ello es mejor revisarlo con una prueba o un test auditivo.

Hay personas que creen que no se pueden utilizar dos audífonos a la vez y eso no es cierto. Quien tenga o conozca gente que tenga hipoacusia bilateral comprenderá que esto es así ya que la pérdida de audición no tiene porqué tener el mismo grado en los dos oídos y por eso hay que llevar dos audífonos. Cada uno ajustado a sus necesidades.

Las pérdidas de audición no tratadas a tiempo dificultan la comprensión del lenguaje debido a un cambio en el centro de audición en el cerebro.

Esperamos que todas estas afirmaciones hayan servido para aclararte algunas dudas sobre los audífonos y la pérdida de audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
304 Visitas