Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Medicamentos perjudiciales para los oídos

Medicamentos perjudiciales para los oídos

Los medicamentos ototóxicos son los antibióticos o medicamentos que son una amenaza para los oídos y la degradación de la audición reciben un nombre particular. Cuando un paciente desarrolla ototoxicidad significa que tiene problemas de equilibrio o alguno relacionado con los oídos. Esta ototoxicidad aparece cuando la persona recibe más dosis de lo normal de esos fármacos para tratar esas infecciones u otras enfermedades. 

¿Qué medicamentos son los ototóxicos?

  1. Antibióticos aminoglucósidos (gentamicina, estreptomicina y neomicina). Se aplican para tratar infecciones de carácter grave como la tuberculosis o septicemia. 
  2. Fármacos para la quimioterapia (ciclofosfamida, el cisplatino, la bleomicina y el carboplatino) usados para tratar el cáncer.
  3. Medicamentos diuréticos. Aumenta la eliminación de la orina y reduce la presión arterial, pero puede causar en el paciente sordera permanente y alteraciones en el nervio auditivo.

Otro tipo de medicamentos que pueden convertirse en tóxicos para el oído son los siguientes:

  • Paracetamol. Para personas menores de 50 años, tomar paracetamol puede suponer aumentar el riesgo de padecer problemas de audición.
  • Ibuprofeno. El abuso del ibuprofeno aumenta ese riesgo en personas que tampoco pasan de los 50 años y, además, los tinnitus pueden hacer acto de presencia.
  • Aspirina.

Hay algunas señales que puedes comprobar para saber si estos medicamentos están produciendo un efecto nocivo para el oído. El cuerpo es sabio, y de esta forma puedes conocer esas señales:

  1. Pérdida mínima de la audición
  2. Zumbidos en los oídos
  3. Sentir sonidos extraños, como pitidos, rumores o rugidos
  4. Desorientación y mareos
  5. Desequilibrio
  6. Pérdida de la audición bilateral
  7. Pérdida auditiva profunda (sordera profunda)
  8. Náuseas o vómitos
  9. Diarrea
  10. Cambios en la presión arterial y frecuencia cardíaca

¿Se puede diagnosticar el origen de la pérdida de audición si se consumen estos medicamentos? En principio, no. No existe ninguna forma de comprobar si el fármaco es el punto de partida de la ototoxicidad.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
947 Visitas

¿Qué es un medicamento ototóxico?

¿Qué es un medicamento ototóxico?

Un medicamento ototóxico es aquel que en su composición contiene uno o varios compuestos que son perjudiciales para el oído, pudiendo tener efectos nocivos sobre distintas partes del sistema auditivo.

Normalmente los daños suelen producirse en la estructura vestibular y en la estructura coclear. Los primeros medicamentos considerados como ototóxicos datan de la década de los años 40, en los que cierta medicación desarrollada para el tratamiento para la tuberculosis provocaron lesiones auditivas en los pacientes que fueron tratados.

La ototoxicidad no funciona igual en los medicamentos que se consideran así. Hay medicamentos que reaccionan de forma reversible (se puede tratar) y otros que reaccionan de forma permanente cuyos efectos no se pueden eliminar. También depende de las cantidades suministradas y de la duración del tratamiento.

¿Cuáles son los medicamentos ototóxicos más reconocidos?

En dosis altas, el ácido acetil salicílico puede tener estos efectos. Como sabemos, se emplea como analgésico y antiinflamatorio. Sus efectos serían reversibles, pudiendo provocar cierta pérdida auditiva y/o tinnitus.

Otro de los medicamentos reconocidos como ototóxicos es la quinina, que normalmente suele llegar de importación ya que no se utiliza en España de forma regular. Con él se trata la malaria y sus efectos pueden ser permanentes con un uso prolongado y dosis muy elevadas.

Los antibióticos aminoglucósidos son también perjudiciales. Dentro de ellos especialmente la amicacina, que tiene el tinnitus y la sordera como principales efectos de la ototoxicidad. Las dosis deben ser muy controladas y no dejar de lado el tratamiento en los términos recomendados.

Finalmente el Taxol es un fármaco que tiene un origen vegetal. No tiene una relación directa entre las dosis y el grado de pérdida pero sí es cierto que diversos estudios han demostrado que puede reducir significativamente los niveles de audición. Sobre todo trata personas con cáncer de pulmón, ovario, mama y tipos distintos de sarcomas.

Esperamos que con esta información puedas conocer algo más sobre los medicamentos ototóxicos. Antes de comenzar un tratamiento pregunta por ello a tu médico, con el fin de adaptar las dosis y el tratamiento.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
1790 Visitas



GEA Audiológia
25 Marzo 2022
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
11 Marzo 2022
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
04 Marzo 2022
Blog
Valora este artículo del blog: