900 840 079

TELÉFONO GRATUITO

gea@gea-audifonos.com

El 40% de las personas mayores de 65 años tiene problemas de audición

Post de a May 19, 2017 en Noticias |

Según informa el Grupo Empresarial Audiológico, el 40% de las personas mayores de 65 años tiene problemas de audición de diversa índole, como la hipoacusia.

Los dos principales problemas por los que se pierde audición a partir de los 65 años son la presbiacusia y la hipoacusia, que son el 62% de los casos de pérdida de audición más repetidos.

La hipoacusia es el déficit funcional que ocurre cuando un sujeto pierde capacidad auditiva en mayor o menor grado. La hipoacusia puede ser de tipo conductivo, que es cuando las ondas sonoras no pasan al oído interno por algún motivo, de tipo neurosensorial, cuando afecta al nervio auditivo o las células ciliadas del oído interno o bien ser una combinación de ambos tipos que es lo que se denomina una pérdida de audición mixta.

Un tipo de hipoacusia es la presbiacusia o pérdida de la audición asociada al envejecimiento. Esta misma se empieza a producir a partir de los 50 años, entrando en una fase más avanzada entre los 65 y los 75 años.

Algunos de los síntomas que delatan esta pérdida de audición es la dificultad para poder entender y seguir conversaciones, la dificultad también que existe a la hora de escuchar timbres o llamadas y tener que subir el volumen de la televisión de forma reiterada porque no se escucha correctamente.

En España, según informa el Grupo GEA, existen cerca de dos millones de personas con problemas auditivos. Aproximadamente el 25%, medio millón, utiliza audífonos para paliar este tipo de deficiencias auditivas. De ese medio millón, el 75% sirve para corregir problemas de presbiacusia y un 25% problemas de hipoacusia.

Madrid, Barcelona y Andalucía aglutinan la mayoría de los casos de hipoacusia a nivel nacional siendo las comunidades en las que se venden mayor número de audífonos por este motivo.

Causas que provocan pérdidas de audición a partir de los 65 años

Existen muchos factores que pueden provocar pérdida de audición en estas edades. Las otitis derivadas de procesos gripales o catarrales a esta edad son más complicadas de curar o tratar, y en algunos casos pueden dejar pequeñas pérdidas no recuperables.

Haber estado expuesto a niveles de ruido muy elevados durante muchos años, por trabajo o por otros motivos, también supone pérdidas de audición inducidas por el ruido. Como ejemplos basta con los trabajadores de aeropuertos, de la construcción, músicos, etc.

El uso de determinados fármacos como algunos antibióticos o la propia aspirina en dosis muy altas y de forma prolongada pueden influir en la aparición de la sordera.

También determinados problemas como la presión arterial alta o la diabetes son factores que influyen en la audición especialmente en las personas mayores.

Compartir la entrada de GEA audífonos