900 840 079

TELÉFONO GRATUITO

gea@gea-audifonos.com

Las averías en los audífonos durante el verano crecen un 30% respecto al resto del año

Post de a Jul 15, 2016 en Noticias |

Según datos que aporta el Grupo Empresarial Audiológico, las averías en los audífonos durante el verano crecen un 30% respecto al resto del año.

Aproximadamente unos diez mil dispositivos necesitarán a lo largo de estos meses de verano y en los dos meses posteriores reparaciones de distintos tipos en función de las averías provocadas por los elementos más habituales en verano; el agua, la arena y las altas temperaturas.

El agua y la humedad son los agentes más perjudiciales para el audífono. Como todo dispositivos electrónicos, los daños que provoca la humedad o el agua en el chip y en el altavoz pueden resultar definitivos. Son las averías más complicadas para reparar y la mayoría acaban en la compra de un nuevo audífono.

La arena es otro de los elementos que producen problemas en los audífonos durante el verano. Pueden obstruir el adaptador y el auricular impidiendo que el sonido se procese correctamente.

El Grupo Empresarial Audiológico también hace referencia a las altas temperaturas como un motivo más a tener en cuenta en los casos de avería. El excesivo calor y la incidencia directa de los rayos solares por descuidos a la hora de guardar el audífono en el lugar correcto, pueden derivar en daños en el chip y componentes electrónicos del audífono. Y, cómo no, en el desgaste anticipado de la pila.

El coste de reparación de las averías que provocan estos agentes externos varía en función de la gravedad de los mismos. El desatasco por obstrucción de arena o limpieza del dispositivo es quizá la avería menos costosa, y la sustitución o compra de un nuevo audífono la más traumática para el bolsillo.

Finalmente, para evitar problemas en este sentido, es necesario cuidar algunos aspectos relacionados con el mantenimiento del audífono. Desde GEA se aportan las siguientes recomendaciones;

– Evitar la exposición del audífono a los rayos solares y las altas temperaturas. Para ello deberemos guardarlo en su caja alejado de estas condiciones y bien protegido.

– No manipular el audífono en la playa ni en la piscina, y tampoco en circunstancias que por caídas fortuitas o mala manipulación pueda terminar en la arena o en al agua. Alejarlo de situaciones y entornos de humedad.

– No olvidar de guardar en el equipaje el kit de limpieza del audífono con el fin de mantenerlo bien cuidado en condiciones especialmente adversas.

– Utilizar un deshumidificador para el sudor y otro tipo de humedades, específicamente diseñado para dispositivos como el audífono.

Compartir la entrada de GEA audífonos