Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Otitis externa, del bañista o del nadador

La otitis externa, del bañista o del nadador es una infección del canal auditivo que transporta sonido del exterior del cuerpo hacia el tímpano. La pueden causar varios tipos de bacteria u hongos.

De forma general ocurre en personas que pasan mucho tiempo en el agua. Si hay mucha humedad en el oído se puede irritar, abriendo la piel del canal y permitiendo la entrada de bacterias u hongos. Por esta razón la otitis del nadador ocurre por lo general durante el verano, cuando las personas pasan más tiempo en el agua.

Síntomas

 

El síntoma más característico de la otitis externa es el dolor de oído, que puede ser grave y empeorar cuando se tira de la parte externa del oído o se hace presión sobre él. La masticación puede resultar dolorosa para algunas personas con otitis externa. En ocasiones el canal auditivo pica antes de que el dolor empiece a manifestarse.

La hinchazón del canal  puede hacer que el niño o el adulto se queje de que le molesta el oído o que lo siente "tapado". Es posible que el oído externo se ponga rojo o se hinche y que los ganglios alrededor del oído aumenten su tamaño y duelan. Hay casos en los que puede darse un poco de supuración del oído. Con mucha probabilidad esta supuración será de un color claro al principio, pero después se tornará más oscura y amarillenta como el pus.

¿Cómo prevenir?

 

El uso de gotas de venta libre con una solución diluida de ácido acético, o alcohol, en los oídos después de nadar ayuda a evitar la otitis externa especialmente si la persona es propensa a contraer infecciones. Estas gotas se pueden comprar en  farmacias y sólo deben ser utilizadas en personas que no tienen tubos en los oídos o una perforación en el tímpano.

Después de pasar tiempo en el agua los bañistas deben secarse con cuidado los oídos utilizando una toalla, e inclinar la cabeza hacia ambos lados para ayudar a que el agua drene de los oídos. Para evitar dañarse los oídos, los más pequeños no deberían limpiárselos solos. Además, se desaconseja el uso de bastoncillos con punta de algodón.

El tratamiento

 

La otitis externa debe ser tratada por un médico. Si no se trata, el dolor de oídos puede empeorar y es posible que la infección se extienda. Para aliviar el dolor, antes de visitar al médico, es bueno utilizar un paño o toalla tibia sobre el oído afectado. El acetaminofeno y el ibuprofeno también pueden ayudar a que el niño se sienta mejor. También es posible que el médico recomiende el uso de tapones para los oídos.

 

Valora este artículo del blog:
Asturias, tercera comunidad que menos audífonos ve...
Extremadura está a la cola en la venta de audífono...

Artículos relacionados




GEA Audiológia
25 Septiembre 2020
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
18 Septiembre 2020
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
11 Septiembre 2020
Blog
Valora este artículo del blog:
GEA Audiológia
03 Septiembre 2020
Blog
Valora este artículo del blog: