Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


¿Qué líquidos tenemos en el oído?

¿Qué líquidos tenemos en el oído?

En el oído interno existen dos líquidos que se encuentran en la parte más interna del sistema auditivo y realizan una de las funciones importantes dentro del canal. Estos dos líquidos son:

 

La perilinfa es el líquido que baña la membrana timpánica y vestibular y también el espacio comprendido entre los conductos semicirculares óseos y membranosos del utrículo y sáculo. Tanto la perilinfa presente en la rampa vestibular como en la rampa timpánica tienen como componentes al sodio y al potasio y al calcio. Es rica en el primero y pobre en los otros dos. La gran diferencia entre la perilinfa de la rampa vestibular y la timpánica radica en que la primera proviene del plasma hemato-perilinfática y la perilinfa timpánica se origina en el líquido céfalo-raquídeo.

 

Por otro lado está la endolinfa, que se asemeja al líquido intracelular y se genera a través de la perilinfa. Baña todas las cavidades del laberinto membranoso (canales semicirculares, utrículo, sáculo y cóclea) y se recoge y es absorbido por el saco endolinfático.

 

Son los dos imprescindibles para el funcionamiento del oído, pero también tienen una función fisiológica importante. Ambos se encargan de activar las células cocleares y vestibulares por la transmisión de las señales mecánicas. También ayudan a la transformación de estas señales a través de impulsos nerviosos al poner en marcha fenómenos moleculares entre los líquidos y las células ciliadas.

 

 

¿Cómo funciona la endolinfa?

 

El saco endolinfático tiene mucho que ver en su funcionamiento. Se trata de una estructura con forma de globo llena de líquido ubicada en el oído interno. El líquido ubicado en el saco rodea y protege las estructuras de la parte interna del oído que intervienen en la audición y el equilibrio. Por ello, la perilinfa y endolinfa están unidas a la función de equilibrio del oído.

 

Sabemos que el oído puede estar sometido a diferentes tipos de presiones externas. Cuando aumenta la presión, el saco endolinfático libera líquido para aliviar la presión. El saco endolinfático también extrae líquidos y productos de desecho del oído interno y participa en la respuesta inmunitaria del oído interno contra sustancias extrañas.

 

Una de las causas del vértigo es por tener demasiado líquido en el oído. Si la persona tiene una cantidad anómala de líquido (endolinfa) en el oído es muy probable que la enfermedad de Ménière aparezca. La acumulación de este líquido endolinfático en el laberinto del oído interfiere con las señales de equilibrio y audición normales que van del oído al cerebro.

 

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
87 Visitas

Consecuencias posibles de una pérdida auditiva

Consecuencias posibles de una pérdida auditiva

Los problemas de audición afectan a 1.500 millones de personas en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud. La pérdida de audición que no se trata implica dificultad para escuchar. Pero esta no es la única consecuencia que tiene, ya que también pueden desarrollarse otros problemas causados por la hipoacusia.

 

En primer lugar, destacan los problemas de salud y las enfermedades que pueden desarrollar las personas que padecen pérdida de audición. No aplicar los tratamientos adecuados para la tratar la enfermedad como puede ser el uso de audífonos, puede generar problemas físicos en las personas. Esto implica cansancio, cefalea y problemas musculares. También puede provocar otras anomalías como vértigos, problemas estomacales, estrés y dificultades tanto para comer como para conciliar el sueño.

 

Por otra parte, las personas con sordera pueden desarrollar otras enfermedades más graves. Es el caso del alzhéimer, la demencia y las enfermedades cardiovasculares. Si no se tratan los problemas de audición aumentan las posibilidades de padecer alguna de estas enfermedades.

 

En cuanto al aspecto psicológico, es común también que los pacientes que han visto disminuida su audición padezcan diferentes problemas psicológicos. Las dificultades para escuchar generan inseguridad en la persona, provocando también desconfianza y frustración al ver limitadas sus capacidades y no poder desarrollar una vida normal. Esto puede acabar derivando en enfermedades más graves como ansiedad o depresión.

Además de los efectos que tiene sobre la salud, la pérdida auditiva tiene también un impacto sobre el aspecto social y económico de las personas. En el aspecto social supone la dificultad para realizar diferentes actividades cotidianas y mantener el contacto y las relaciones con otras personas.

 

Por último, los problemas de audición que no se tratan tienen consecuencias económicas. Este impacto económico se refleja en una disminución de la productividad que provoca unas pérdidas de 185 mil millones de euros en Europa. Además, los pacientes sin tratar suponen un 26% más de coste a la sanidad.

 

El 80% de las personas con problemas de audición no utilizan audífonos. Estas personas se exponen a sufrir los diferentes problemas de salud y sociales mencionados. Para evitarlo, se debe realizar en primer lugar una prueba auditiva con la que diagnosticar la pérdida auditiva. Posteriormente, se aplicará al paciente el tratamiento adecuado para recuperar la audición, mejorar la calidad de vida y prevenir la aparición de enfermedades, ya que está demostrado que el uso de audífonos reduce el riesgo de padecer alzhéimer o demencia.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
178 Visitas

Causas de sordera en niños y en adultos. La prevención, clave.

Causas de sordera en niños y en adultos. La prevención, clave.

Una causa frecuente de sordera en los niños es la otitis secretora. Esta provocada por acúmulo de moco en el oído medio. Afortunadamente, gracias a la medicina preventiva, su incidencia ha disminuido mucho y su tratamiento ha mejorado

Aún así, siempre los padres y madres deben estar atentos para realizar las revisiones periódicas necesarias, ya que es un problema que no se ve, que no duele y avanza lentamente. Hay que detectarla precozmente y tratarla lo antes posible.

En la actualidad las sorderas tienen tratamiento en todos los casos. Lo más importante es el diagnóstico precoz, dar con el tratamiento adecuado y programarlo en estrecha colaboración entre médico y paciente. 

Los implantes cocleares en niños ayudan a que sean capaces de oír de forma normal. La sordera de nacimiento si se trata de forma precoz y adecuada, puede dejar de ser un problema.  

Tanto en jóvenes como en adultos, hay que hablar mucho acerca de la prevención. En este sentido los expertos advierten que hay que evitar la exposición a ruidos y sonidos intensos bien sean laborales o ambientales.

En la edad más avanzada, que a nivel auditivo podríamos situar a partir de 55 años, aunque esto depende de cada persona, el tratamiento preventivo y la revisión periódica son fundamentales. 

No siempre será necesario recurrir a un audífono. Es posible corregir o retrasar el problema mediante consejos terapéuticos o rehabilitación auditiva, y en algunos casos mediante cirugía. Siempre se puede recurrir a las denominadas prótesis auditivas, que deben ser correctamente indicadas y ajustadas.  En los casos más difíciles siempre se puede recurrir al implante coclear.

Es necesario conocer que la sordera puede ser debida no solo a procesos del oído sino también a procesos cerebrales, llamados alteraciones del Procesamiento Auditivo Central. Es conveniente a partir de cierta edad, hacer algunas pruebas más complejas que la simple audiometría convencional, tonal y vocal, como el test de Potenciales Evocados Auditivos, test de habla en ruido, etc.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
166 Visitas

Los audífonos invisibles de La Guía del Audífono

Los audífonos invisibles de La Guía del Audífono

La búsqueda de audífono en la Guía del Audífono es intuitiva, rápida y sencilla. Dentro de los resultados que arroja, en los que aparecen las fichas de los centros en los que has resumido la búsqueda (por distancia, por ofertas o por marcas) todos van a ofrecer los mejores dispositivos para la audición y más cómodos.

Una de las razones por las que se es más reacio al uso del audífono es por la visibilidad del dispositivo. Quizá por eso uno de los dispositivos que más se buscan cuando se realiza la comparación en la propia Guía del Audífono es el audífono invisible, que cada vez ofrece más posibilidades.

Y es que el tabú a verse limitado en la capacidad auditiva o a que se haga visible el dispositivo que indica que tenemos un problema de audición no gusta a muchas personas. Por ello, cuando navegan por internet para encontrar el centro que mejor puede aconsejarles lo hacen pensando en un audífono que no sea visible cuando se lleve puesto.

Además de la capacidad para recargarlos, el tamaño es una cuestión muy importante y cuanto menos perceptible sea y más reducido su tamaño mucho mejor. Aunque los audífonos intrauriculares sean los más pequeños también existen cada vez más los retroauriculares con un tamaño infinitamente más pequeño que sus antecesores de hace unos años. La diferencia es que uno va detrás de la oreja y otro va en el interior del canal auditivo, pero en cualquier caso satisfacen la misma necesidad de cubrir la pérdida auditiva a la perfección.

Por ello, en las búsquedas que se realizan en la Guía del Audífono se buscan profesionales capaces de dar la mejor atención para suplir no sólo el problema de audición sino los requisitos estéticos de tamaño para vencer ese temor social que existe a mostrar la pérdida auditiva en público.

Haz tu búsqueda ya, la Guía del Audífono tiene muchas ofertas y promociones esperándote en cada rincón de sus centros repartidos por toda España.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
161 Visitas

Tengo diabetes, ¿puedo desarrollar pérdida auditiva de forma acelerada?

Tengo diabetes, ¿puedo desarrollar pérdida auditiva de forma acelerada?

La diabetes y la pérdida auditiva tienen una relación que supone un vínculo casi indisoluble según varios estudios. La audición y los niveles de glucosa en sangre están más conectados de lo que pensamos.

Es aconsejable, si se sufre de diabetes, realizarse una serie de pruebas auditivas que determinen si tenemos pérdida o no y si la hemos desarrollado. Son dos pruebas muy sencillas:

- La audiometría se realiza por vía aérea, con auriculares, y también por vía ósea. Por vía aérea a través de auriculares y por vía ósea con un objeto que vibra y se coloca tras la oreja para comprobar si se perciben esas vibraciones. Esta prueba determina si se tiene pérdida auditiva y en qué grado se padece.

- La timpanometría es una prueba que se realiza de forma complementaria y que nos permite un diagnóstico sobre la salud auditiva. Se analiza el estado del tímpano, oído medio, y cadena de huesecillos. Se introduce una sonda en el canal auditivo. Con esta prueba sabremos cómo reacciona la membrana del tímpano a los estímulos.

Para prevenir el deterioro de la audición por diabetes es necesario tener en cuenta ciertos cuidados generales para el oído:

a) Tratar de buscar un diagnóstico temprano, en cuanto se conozca la enfermedad. Porque a tiempo y con un tratamiento adecuado ayuda a conseguir la mejor calidad de vida.

b) Una audiometría tonal de alta frecuencia puede determinar de forma temprana posibles cambios o daños en la audición antes incluso que los cambios los detectara la audiometría tonal liminar.

c) Prevenir siempre es el mejor tratamiento, especialmente en diabéticos que tengan tendencia a la pérdida auditiva. Mejor tratamiento ante un espacio temporal previo mayor.

d) El uso de audífonos es un tratamiento complementario al tratamiento de la diabetes. 

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
182 Visitas