Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Medicamentos ototóxicos

Medicamentos ototóxicos

Hoy es el Día Europeo del Uso Prudente de Antibióticos, se realiza todos los años con la finalidad de concienciar a las personas y poner de relieve el uso excesivo que se realiza en ocasiones de los medicamentos.

Algunos de estos medicamentos tomados en exceso, además de hacer más resistentes los microorganismos, tienen también su impacto en la audición. Estos medicamentos causan, en ocasiones, daño permanente a la audición y entre ellos destacan algunos aminoglucósidos como la gentamicina, estreptomicina y neomicina que se utilizan para tratar la septicemia y la tuberculosis. Se calcula que al menos 4 de cada diez pacientes suministrados con estos antibióticos pueden desarrollar pérdida auditiva, según estudios de universidades americanas.

Los fármacos que se usan en la quimioterapia como la ciclofosfamida, el cisplatino, la bleomicina o el carboplatino también se consideran ototóxicos. Y algunos de los que se utilizan como diuréticos, caso de la furosemida pueden causar sordera porque afecten al nervio auditivo.

Tomar Paracetamol en exceso puede ser perjudicial y dañar la audición en base a ciertos estudios que determinaban ingestas de este medicamento de forma recurrente al menos durante cinco años. En personas con menos de 50 años si se toma con regularidad puede suponer el doble de posibilidades de desarrollar problemas de audición.

Algo similar ocurre con el ibuprofeno, ahora denostado por la pandemia. El riesgo de problemas de audición en tomas recurrentes de personas menores de 50 años el riesgo se incrementa en más de un 60%. También la aspirina, al igual que el ibuprofeno, pueden causar acúfenos.

Es esencial revisiones periódicas a partir de los 50 años con el fin de detectar la pérdida de audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
69 Visitas

Consejos para intentar retrasar la presbiacusia

Consejos para intentar retrasar la presbiacusia

Como ya sabéis, la presbiacusia es la pérdida de audición asociada a la edad. El oído es un órgano muy sensible que con el paso de los años se va deteriorando pero si lo cuidamos bien podemos alargar tu vida útil. ¿Con qué gestos podemos conseguir esto? Es muy sencillo:

Baja los volúmenes de la televisión y los auriculares. Utilizar además distintos dispositivos que emiten sonido a la vez, lo distorsiona y genera un cierto disconfort auditivo produciendo malestar. El volumen recomendado de escucha para cualquier dispositivo no debe superar nunca el 60%, que es considerado el umbral límite. La mejor señal para saber si hemos estado expuestos a demasiado ruido con los auriculares es el pitido que emiten al subir el volumen o al estar mucho tiempo con ellos puestos.

Evitar los traumas acústicos. Los ruidos muy fuertes como el de los altavoces en conciertos o discotecas (algo que hoy por hoy es imposible por la situación actual de pandemia) o los fuegos artificiales, petardos y demás 'explosiones' pueden provocar traumas acústicos. El tiempo de intensidad así como la cercanía a las fuentes de ruido hacen mucho por lo que hay que mantenerse distanciado.

Protección auditiva en el agua. Y es que siempre que nos bañemos en mar, piscina o lago es recomendable utilizar los tapones para evitar infecciones por hongos y las consiguientes otitis. También sumergirse lentamente y no bajar a mucha profundidad es lo más recomendable.

A la hora de la higiene auditiva es mejor limpiarse los oídos sin bastoncillo. Las importaciones de cera y las roturas timpánicas son algunas de las consecuencias más comunes del mal uso del bastoncillo. Por eso es recomendable utilizar agua y jabón, para posteriormente secarlos bien con una toallita. Conviene no eliminar toda la cera, ya que ésta es una barrera de protección natural frente a las infecciones.

A la hora de hablar por teléfono, alterna el auricular del mismo en los dos oídos. De esta forma, si lo utilizas mucho, no desgastas un oído más que otro y además no se te adormece, algo que no es nada bueno para mantener una correcta salud auditiva.

El viento puede provocar que los oídos se inflamen, si les da directamente. Puedes notar también pequeños zumbidos, por lo que no es recomendable siempre llevar las ventanillas del coche bajadas especialmente a altas velocidades.

Con estos consejos más otros como el de evitar medicamentos ototóxicos y comentar alternativas con los doctores o el de respetar los calendarios de vacunación infantil, vamos a conseguir alargar más nuestra salud auditiva.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
62 Visitas

¿Qué son las varillas auditivas?

¿Qué son las varillas auditivas?

Para las personas que además de necesitar un audífono llevan gafas, compatibilizar la puesta y el uso de estos dos aparatos es a veces una odisea. Las varillas auditivas son una solución muy del gusto de estos pacientes porque permiten poder utilizar cómodamente tanto las gafas como el audífono sin conflictos innecesarios relacionados con la comodidad.

Las varillas auditivas son audífonos que mejoran la audición y que se pueden integrar en las propias gafas del usuario. El sistema propio del audífono se integra en el extremo de la gafa, en el final de la patilla que va sobre las orejas. Por ello no interfiere en absoluto con la visión ni con las prestaciones que ofrecen las gafas.

Estas varillas auditivas son una forma de utilizar de forma muy discreta ambas adaptaciones, visual y auditiva, con el fin de también ser una herramienta muy discreta que ofrece tanto comodidad como confianza para todas estas personas que quieren disfrutar del entorno sin incomodidades.

Es un diseño muy ergonómico y con apenas un pequeño click se puede quitar y poner el sistema de audición en la gafa. Gafas que pueden ser tanto para ver como para protegerse del sol.

Existen varios tipos de varillas auditivas:

- Las varillas por conducción ósea, especialmente indicadas para personas con lesiones o malformaciones en el oído externo, transmiten el sonido por esta vía. Puesto que estas varillas de conducción ósea no se conectan directamente con la oreja, normalmente se recomiendan para personas con pérdida de audición conductiva. Utilizar este dispositivo combinado de gafa y audífono es un sistema novedoso en cuanto a sistemas auditivos por conducción ósea.

- La varillas de conducción que van por vía aérea se utilizan cuando el daño en el sistema auditivo es leve o moderado y se ve perjudicada la comprensión del paciente. Las gafas se convierten en el elemento invisible que trata esta pérdida auditiva y la mayor parte de ellas son compatibles con este sistema de click que se utiliza para conectar el audífono.

Tienen la función de corregir tanto los problemas de visión como auditivos, es un sistema discreto y muy ergonómico que ofrece un sonido de calidad independientemente del entorno. Además, permite hoy día una combinación sencilla con el uso de las mascarillas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
88 Visitas

La importancia del audioprotesista

La importancia del audioprotesista

Es indiscutible la importancia del audífono en el proceso de la audición cuando se tiene pérdida en distinto grado. Ayudan a la comunicación, permiten llevar una vida normal y además de recuperar la capacidad de relacionarse con los demás pueden ser un estímulo para disfrutar de otras actividades.

Pero no es menos discutible la importancia del audioprotesista, que es la persona que evalúa la pérdida de audición de cada persona y las necesidades que tiene cada uno de ellos. Con su ayuda las personas con pérdida auditiva recuperarán su audición y, sobre todo, calidad de vida.

La misión del audioprotesista no se reduce sólo a elegir un audífono para la persona con pérdida de audición sino que tiene que adaptarlo con el fin de que esa persona pueda recuperar el máximo de audición posible. Necesita el aval de muchas pruebas y, sobre todo, tener en cuenta las preferencias y necesidades del usuario. A tal fin debe conocer todo su historial y también el estilo de vida que lleve tanto a nivel personal como a nivel laboral.

Es también un analista de las características psicológicas de cada persona con déficit auditivo, ya que debe empatizar con ellos y conseguir la confianza absoluta para poder desarrollar bien su trabajo y guiar al usuario durante el proceso de adaptación y seguimiento.

En su tarea de realizar adaptaciones deben tener una impresión del oído con el fin de crear el molde adecuado para cada usuario, completamente personalizado y único. Esto debe venir apoyado por el trabajo y apoyo psicológico pero al final el profesional audioprotésico se siente muy valorado por la evolución positiva de los pacientes.

La importancia de esta profesión requiere una titulación, ya que sólo los técnicos superiores en audiología profética o los que cursan un ciclo de grado superior puede habilitar prótesis para la audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
87 Visitas

Un enemigo de los oídos: el bruxismo

Un enemigo de los oídos: el bruxismo

El dolor de oídos normalmente lo asociamos a las otitis, a algún barotrauma o por cuestiones de salud más severas. Lo más común es que los resfriados sean los que provoquen estas otitis, pero también la humedad o el exceso de sequedad en el conducto auditivo puedan provocar estos dolores.

Como bien hemos comentado antes, el exceso de ruido o un trauma acústico son otra fuente para que los oídos puedan dolernos. Los barotraumas, esos cambios de presión que se sufren cuando se hace buceo o cuando viajamos en avión, también colabora a que los oídos se taponen pudiendo en ocasiones generar un dolor y malestar importante.

Pero un enemigo para nuestros oídos del que no hemos tratado mucho es el bruxismo. El bruxismo es el rechinar de dientes que algunas personas realizan cuando presionan la mandíbula de forma inconsciente. Normalmente lo provocan situaciones de tensión o estrés ya que los músculos de la boca se contraen apretando la mandíbula y haciendo que los dientes se choquen o rozan entre sí.

Esto provoca un dolor en la musculatura facial que afecta también a otras zonas como el cuello y la espalda. Los dientes, con el paso del tiempo y si el bruxismo persiste, se acaban rompiendo.

Este problema también puede causar dolor de oídos. Esto es porque la articulación de la mandíbula está justo delante de la zona de los oídos y es la encargada de abrir y cerrar la boca. Si el bruxismo afecta a la mandíbula y ésta deja de funcionar correctamente no sólo será incómodo sino que además provocaría dolor de oídos. También nos puede pasar si masticamos chicle de forma excesiva.

Hay que terminar con el bruxismo si queremos que el dolor de oídos desaparezca. Terapias anti-estrés, de relajamiento, relajantes musculares o férulas de descarga son algunos de los tratamientos que pueden ayudar con ello.

Con el paso de los días, si las terapias son efectivas, los dolores de oído, de cabeza y de espalda irán desapareciendo.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
132 Visitas

Proteger tus oídos de los auriculares, ¿cómo?

Proteger tus oídos de los auriculares, ¿cómo?

El uso de auriculares cada vez está más extendido. La música o la radio la escuchan millones de personas por todo el mundo a diario, y también los auriculares van evolucionando en diseño y prestaciones.

Recientemente la novedad son los auriculares inalámbricos por su comodidad y discreción, evitando los cables y haciéndolos pasar más desapercibidos. Como indicábamos antes, no sólo las emisoras de radio o la música almacenada en los dispositivos es lo que se escucha sino también los podcast de distintos programas que se graban y emiten en plataformas de almacenamiento como ivoox.

Pero no todos estos avances son tan benignos. El uso de los auriculares en la población joven es un problema y se ha lanzado la correspondiente alerta a través de organismos como la OMS. El mal uso que se hace de los auriculares tendrá consecuencias en los próximos años con pérdidas auditivas que se adelantarán en el tiempo (edad).

Tras un cierto tiempo de exposición los oídos deben descansar del uso de auriculares. Pasada la media hora el oído comienza a sufrir las consecuencias, por eso es recomendable no estirar el descanso de los mismos. Al no tener molestias aparentes, las personas extienden el uso de los auriculares de forma excesiva sin descanso.

La sobreexposición al ruido del auricular puede causar tinnitus, además de la pérdida ya comentada de audición que no es recuperable. Por este motivo, existe una opción en los auriculares que es la cancelación de ruido. Esta opción está disponible en los modelos más actuales de auriculares y consiste en que evita el ruido que existe en el exterior utilizando ondas acústicas inversas. Se reducen los decibelios del exterior y así no se tiene que subir el volumen de los auriculares para escuchar bien.

A día de hoy es la mejor opción existente para que, además del limitador de volumen, sea utilizada con el fin de preservar la audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
127 Visitas

Traumatismos y audición

Traumatismos y audición

Los traumatismos son golpes, y los golpes que nos damos en la cabeza pueden afectar a nuestra audición según la virulencia del mismo y el lugar del impacto. Tras un golpe más o menos fuerte se pueden presentar problemas como vértigo, sordera e hipoacusia.

Nos puede ocurrir en distintos aspectos de la vida como cuando hacemos deporte o bien cuando tenemos un accidente de tráfico ya sea en coche o en moto. El hueso que acoge parte del conducto auditivo es el hueso temporal. Si un traumatismo implica que éste se rompa, pueden verse afectados el tímpano, los huesos del oído, la cóclea o el aparato vestibular que es el encargado del equilibrio en el oído interno.

Un golpe en el oído afectan al interior por la presión que se transmite. Por ello es habitual que un traumatismo fuerte en esa zona lleve aparejada la rotura de la membrana timpánica, además de alguna afectación en los huesecillos que pueden llegar a romperse porque son pequeños y de extrema fragilidad.

Los acúfenos, secreciones o los vértigos son sólo algunos de los problemas que, además del dolor, manifiestan los daños que se producen en el oído.

¿Cuándo se pierde la audición?

  • Cuando se pierde audición por un traumatismo puede ser debido a un derrame interno, que taparía el conducto auditivo. Es lo que percibimos como sensación de taponamiento, lo que lleva aparejado algo de hipoacusia.
  • En el caso de que el traumatismo perfore el tímpano también la pérdida de audición es un síntoma claro, al igual que como hemos indicado antes la rotura de alguno de los huesecillos.
  • Cuando por el traumatismo la cóclea se daña o bien el nervio que lleva a esa parte del sistema auditivo, puede darse una pérdida de audición.

Para solucionar los problemas derivados de traumatismos como la rotura de la membrana timpánica no hay más que concederle tiempo y vigilar con especial atención los oídos puesto que la membrana se va cerrando sola con el tiempo. Es conveniente que no entre agua en los oídos. Si en el transcurso de unos meses ésta no se cierra, una pequeña cirugía puede restaurarla.

Cuando se fractura algún huesecillo del oído la cirugía también es una opción, algo que no ocurre cuando se trata de la cóclea puesto que la pérdida auditiva es permanente. Como solución para devolver la audición a estas personas existen los implantes corleares.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
137 Visitas

Audición en el puesto de trabajo

Audición en el puesto de trabajo

Preservar la salud auditiva en el puesto de trabajo es uno de los retos a los que se enfrentan los departamentos de prevención de todas las empresas. Vivir expuestos al ruido tiene efectos negativos sobre la audición, pero también sobre la salud mental y física. Un ruido elevado de forma prolongada puede contribuir a que desarrollemos fatiga auditiva.

La fatiga auditiva en el trabajo consiste en una reducción temporal de la capacidad auditiva, de forma general. La reiteración de los episodios de fatiga puede contribuir a que esta pérdida sea permanente. Los acúfenos son una manifestación también de esta fatiga.

Y es que el ruido se acumula, tiene un efecto acumulativo que puede afectar al sistema nervioso además del auditivo.

Si el ruido se produce de forma prolongada en el lugar de trabajo, como en algunos puestos por sus características, puede ser peligroso para el trabajador y su salud auditiva. Existen trabajos como los de carpintería, en aeropuertos a pie de pista, construcción, basureros, etc que son más de riesgo.

El ruido en estos trabajo puede causar no sólo cansancio e irritabilidad sino que también puede alterar el sueño contribuyendo a una reducción en el rendimiento del trabajador y en su calidad. Los accidentes laborales en determinados trabajos tienen en este cansancio una de las principales causas.

Otros trabajos, aparentemente inofensivos para la salud auditiva, también pueden tener ruidos que afecten a la audición por la cantidad de horas a las que se está expuesto. Una oficina muy ruidosa, por ejemplo, puede ser también peligrosa para la salud auditiva. Si además esta oficina no tiene una buena acústica, el daño puede ser peor. Los ruidos del exterior también ayudan en estos casos, las obras en la calle, el tráfico...

Por ello el disconforme auditivo es una de las consecuencias del ruido, aunque no sea un trabajo especialmente peligroso para la audición. Este disconfort no lleva una pérdida auditiva asociada pero es una sensación molesta que afecta en la jornada de trabajo. Falta de concentración ,dolores de cabeza, etc. Un ejemplo puede ser, por ejemplo, una centralita de tele marketing.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
106 Visitas

Frío y dolor de oídos

Frío y dolor de oídos

Con la llegada del otoño los primeros fríos hacen acto de presencia. El frío y el dolor de oídos tienen una relación muy estrecha para muchas personas que con el viento otoñal hacen de ello un momento desagradable.

La audición no se ve afectada por este viento y el frío, no sufre alteraciones importantes. Es más, seguro que lo que no sabías es que es al entrar en lugares cerrados y cálidos tras estar en la calle con viento y frío es cuando se pueden provocar las molestias.

El dolor de oídos no es en sí por el frío, aunque tiene que ver. En el momento que llega el frío nuestro cuerpo se protege de forma automática. Con el fin de que el calor no se vaya los vasos sanguíneos que tenemos bajo la piel tienden a contraerse y, por ello, la piel en estos meses de otoño e invierno es más seca porque recibe menos oxígeno y nutrientes.

Los oídos no son ajenos a este hecho. Muchas personas tienen un número de vasos sanguíneos en los oídos mayor que otras, normalmente alrededor de los huesos que conforman el sistema auditivo. Por si no los recordáis: el martillo, yunque y estribo forman este conjunto de huesos y que son los encargados de transmitir las vibraciones que llegan desde el tímpano al oído interno.

Cuando hace frío fuera y estos vasos sanguíneos en la zona de los oídos se contraen deja de circular la sangre como lo hacían antes y por eso no llega al final de los vasos. Esta es una de las causas que pueden provocar el dolor de oídos. El dolor, como hemos comentado antes, es más intenso en aquellas personas que tienen más vasos en esa zona.

La protección de los oídos con bufandas, gorros y orejeras mantiene el calor y evita ese enfriamiento. Si mantenemos los oídos calientes no habrá contracción de vasos sanguíneos y cuando haya un cambio de temperatura porque pasemos al calor notarás menos este hecho.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
115 Visitas

El oído: una vía para relajarse o estresarse

El oído: una vía para relajarse o estresarse

Es uno de los sentidos más importantes de los cinco que tiene el ser humano. Estar en contacto con nuestro entorno, aprehender de él e incluso interactuar es lo que nos posibilitan. Incluido el oído.

A través del oído somos capaces de aprender a hablar. Es más, como hemos visto en otros post, los problemas de audición en los más pequeños significan una dificultad a la hora de aprender el lenguaje. Es por ello la importancia del diagnóstico precoz, algo en lo que también hemos incidido en varias de nuestras entradas en este blog.

La relación que establecemos con nuestro entorno es, en gran parte, al sentido del oído. No sólo por la comunicación que establecemos con los demás sino por el aprendizaje y las interacciones sociales. No sólo vemos en los niños esas dificultades para comunicarse con los demás cuando hay problemas de audición sino que también las personas mayores también las tienen a medida que la presbiacusia hace acto de presencia.

Como habéis visto en el título el oído es una vía para relajarse. Los sonidos que de alguna forma u otra nos resultan agradables generan bienestar emocional. Muchos de ellos son los denominados ruido blanco. Es un ruido con un sonido uniforme, constante y agradable al sentido del oído resultando un placer para quien lo escucha. Por ejemplo el sonido del mar o de las gotas de lluvia son algunos de ellos.

La música es terapéutica y ayuda para relajarse y crear entornos tranquilos y agradables.

Por otro lado está el estrés que provoca el ruido y que tiene en el oído una vía de entrada. Aquellas personas que viven en entornos muy ruidosos acaban teniendo, a la larga, pérdidas auditivas. Las células ciliadas se debilitan y se acaban perdiendo como consecuencia a una exposición continuada a estos ruidos de muchos decibelios.

Existen diversos estudios que relacionan el nivel de estrés con el nivel de ruido soportado. Demuestran que las personas sometidas a muchos decibelios generan un nivel de estrés mayor que quienes viven en entornos más tranquilos. Y es que el oído, igual que es una puerta para la relajación, también lo puede ser para el estrés.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
120 Visitas

El ruido en la vuelta al colegio

El ruido en la vuelta al colegio

Tras una época en la que los más pequeños están sometidos a un nivel de exposición a decibelios mayor como es el verano, los niños pasan más tiempo frente a la televisión o escuchando música, este mes de Septiembre es en el que retoman hábitos escolares y en el que además hay que prestar una especial atención al sistema auditivo.

Está demostrado que una buena audición facilita el aprendizaje y que el ruido es un elemento del que hay que huir en busca del mejor rendimiento académico.

Y es que los niños expuestos a ambientes de mucho ruido presentan menor desarrollo cognitivo y tienen una mayor dificultad para leer. Junto a esto, además, desarrollan una comprensión lectora peor que otros niños en ambientes menos ruidosos.

Los ruidos que los niños soportan en casa que vienen del exterior como el del tráfico, las obras y actividades industriales se juntan con los del interior del domicilio como el volumen de la tele, el ruido de los electrodomésticos, la actividad en casa o el de la vecindad.

Para que el escolar obtenga un buen rendimiento es clave que su lugar de estudio sea un sitio no sólo con buena iluminación y ventilación sino que tenga el menos número de decibelios posible.

El colegio en sí es ruidoso, ya no sólo por todo lo que se genera en el interior sino también porque si está ubicado en entornos urbanos el tráfico también actúa. Hay estudios que relacionan niños que asisten a colegios muy ruidosos con cambios en la personalidad, mostrándose más agresivos o fatigados.

Reducir el volumen de ruidos en casa en estos momentos en los que empieza el colegio puede ser una buena manera de comenzar con una rutina de salud auditiva correcta. ¡Y no olvidemos las revisiones!

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
156 Visitas

Los niños sordos, las mascarillas y el colegio

Los niños sordos, las mascarillas y el colegio

Hoy vamos a tratar el tema de las mascarillas y de cómo puede afectar al colectivo de los niños con pérdida de audición que se incorporan al colegio. Muchas asociaciones de personas sordas o con dispacadidad auditiva han avisado en los medios de comunicación el problema que les genera en la comunicación el uso de las mascarillas.

La comprensión de los mensajes en este tipo de colectivos de sordos se realiza a través de la lectura de labios. Con las mascarillas es imposible, salvo algún modelo ideado en otros países, poder establecer esa comunicación. Aún así esos modelos carecen de homologación por lo que no se consideran efectivas y ya hay peticiones al respecto para que puedan validar su uso en el colectivo que nos ocupa.

El uso de pantallas puede ser también un recurso para estas personas que necesitan de un contacto visual de los labios para entender el habla. En los alumnos así podrían ver los del profesos y sus expresiones mientras se explica la lección en clase.

Los alumnos que disponen de un audífono porque su problema auditivo no es tan grave además se pueden beneficiar de los sistemas FM que mejoran la calidad del sonido que llegan a los receptores, facilitando así tanto la audición como el aprendizaje.

 

No obstante hay niños con problemas auditivos aún no diagnosticados. Estos problemas son temporales algunos de ellos y de fácil solución. Puede ser un tapón de cera, una inflamación del oído por otitis, etc. Con los otros problemas anteriormente descritos sin embargo no hay posibilidad de echar marcha atrás y una persona sorda que viva en un mundo de mascarillas no transparentes puede afectar a su comprensión y al lenguaje.

La falta de atención suele ser la causa de un gran porcentaje del fracaso escolar. En ocasiones, esa falta de atención está motivada por problemas de audición. Cuando el alumno no logra escuchar todas las palabras de una frase, cuando el volumen al que oye los sonidos es muy bajo o cuando escucha ruidos, debe hacer un gran esfuerzo para poder comprender lo que escucha. Un esfuerzo que provoca problemas de concentración y un peor rendimiento.

Las revisiones auditivas son muy recomendables siempre, pero especialmente al inicio del curso escolar. Las revisiones auditivas son rápidas e indoloras y son la mejor manera de descartar cualquier problema de audición en los niños.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
287 Visitas

Aire acondicionado y audición

Aire acondicionado y audición

En los días de mayor calor, el aire acondicionado es un aliado para aliviar esa sensación de sofoco y sudor especialmente en los meses de verano. La relación entre aire acondicionado y audición puede suponer un peligro para nuestros oídos como vamos a exponeros a continuación.

Y es que los efectos del AC en la salud auditiva pueden ser muy contraproducentes. Los aparatos emiten aire fresco y seco, ausente de humedad. En según qué ambientes se ponga esa falta de humedad afecta a las mucosas.

Por la nariz y por la boca entra el aire y también virus, bacterias y otros microorganismos. La función de la mucosa nasal es filtrar y limpiar ese aire, además de que llegue en las condiciones de humedad y temperatura que necesitan nuestros pulmones.

La ausencia de humedad evita que las mucosas realicen bien la función por lo que es más fácil que virus y bacterias penetren en nuestro organismo. Hay que tener en cuenta que la nariz comunica con la trompa de Eustaquio de cada oído así que es relativamente más fácil que ésta pueda terminar en las zonas más recónditas de nuestros oídos.

En verano, la otitis del nadador es la más habitual pero los casos de otitis media como consecuencia del aire acondicionado aumenta de forma progresiva a cualquier edad.

El dolor en la otitis media es algo habitual, y menos común es la pérdida auditiva. Eso sí, la sensación de taponamiento es común a todas ellas por la inflamación de la zona. La sensibilidad al aire acondicionado es mayor en unas personas que en otra. Los alérgicos o personas con problemas respiratorios suelen estar más afectados que otras personas.

Conviene, entonces, evitar un exceso de exposición al aire acondicionado y procurar no bajar de los 21º. Por supuesto tampoco se debe dormir con el aire acondicionado puesto con el fin de que la habitación pierda toda la humedad.

El uso de humidificadores puede amortiguar estos efectos en una habitación con el aire acondicionado. Y recuerda, al menor síntoma de dolo o taponamiento acude al especialista.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
161 Visitas

¿Qué es la pérdida de audición oculta?

¿Qué es la pérdida de audición oculta?

Hay ocasiones en las que a algunas personas, aunque oigan y escuchen correctamente todo lo que ocurre en situaciones de silencio o sin ruido ambiental, les resulta muy complicado entender algunas conversaciones que se producen en ambientes más ruidosos.

Este hecho es una pérdida auditiva que se conoce como 'oculta' y que puede falsear el resultado de una audiometría puesto que los resultados determinan que la audición es normal. La pérdida de audición 'oculta' viene dada por un problema entre las conexiones de las fibras nerviosas auditivas y las células ciliadas. El daño provocado tiene como consecuencia que en ambientes ruidosos esta persona tenga problemas reales para oir al interlocutor y entender la conversación.

Los audiogramas, una prueba que mide la audición útil y el grado de pérdida auditiva en función de los umbrales de audición, no sirven para detectar correctamente esta pérdida auditiva. Los resultados suelen arrojar datos normales y son una fuente de confusión.

Cuando ocurría esto, se pensaba que los problemas de audición podían deberse a factores no audiológicos y sí psicológicos. Ahora hay más herramientas que permiten poder detectar este problema y, sobre todo, más experiencia.

Recientemente se ha evidenciado que la pérdida de audición oculta es un problema entre la relación de las células internas de la cólera y el nervio auditivo. La exposición a ruidos muy elevados de forma continuada es la causa más probable para encontrar el porqué se produce.

El objetivo actualmente es crear evaluaciones relacionadas con a percepción del habla en ruido que permita analizar este problema de audición, algo más específico que las pruebas tradicionales. Todo ello con el fin de detectar de forma precisa y con tiempo este problema para solucionarlo de forma eficiente.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
885 Visitas

Algunas verdades y mentiras sobre la audición

Algunas verdades y mentiras sobre la audición

Si hace un tiempo explicábamos algunos mitos que no se ajustaban a la realidad sobre los audífonos, existen otros relacionados con la discapacidad o pérdida auditiva que conviene conocer con el fin de que no confunda a la población.

Y es que afirmar, por ejemplo, que los problemas de oídos son hereditarios es una de esas cosas que conviene desmentir puesto que no todos los casos obedecen a problemas hereditarios. No siempre desarrollar un problema auditivo tiene que ver con la carga genética. La hipoacusia o la otosclerosis sí pueden ser un motivo genético pero un trauma acústico, la presbiacusia o la otitis son causas de pérdida de audición de origen no genético (y temporal, como en el caso de las otitis)

Otro de los mitos, que también supone algún que otro chascarrillo, es el que dice que las personas con orejas grandes escuchan mejor. El tamaño de las orejas no influye para nada en la audición, ya que el pabellón auricular lo que hace es captar las ondas sonoras y redirigirlas al oído interno.El proceso de audición tiene que ver con el oído, no con las orejas.

Tener discapacidad auditiva permite tener más agudos otros sentidos. Este es un mito que además es real. La neuroplasticidad permite que el cerebro potencie otros sentidos ante la pérdida auditiva. El olfato y la vista son dos de los principales beneficiados de esta neuroplasticidad.

Por último, conviene recordar que no es lo mismo oir que escuchar y que una persona puede escuchar bien pero no tener una correcta audición. Para ello las revisiones son esenciales y al menos una vez al año son necesarias para evaluar el estado de nuestra audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
157 Visitas

La salud de la audición en el trabajo

La salud de la audición en el trabajo

Como ya sabéis, hemos elaborado en uno de nuestros post una lista con los trabajos que más impacto auditivo reciben por el volumen de ruido que les rodea. La labor de concienciación en materia de prevención auditiva para los responsables de los departamentos de prevención de riesgos es importante, pero también es importante la concienciación del trabajador.

El trabajador debe disponer de todas las medidas necesarias para proteger su salud en su puesto. Con la aparición del COVID19, la seguridad en los centros de trabajo se centra en medidas orientadas a la protección del contagio algo que es importante especialmente en todas las actividades que se realizan de cara al público.

Pero no se debe perder el foco en la labor de concienciación y las medidas para proteger la audición de trabajadores como conductores de ambulancia, jardineros, los músicos o los profesores de guarderías, por ejemplo. Son algunas profesiones que están expuestas a ruidos muy elevados que puede afectar a la audición de quienes ocupan estos puestos.

Una de las profesiones de las que no hemos tratado en este concepto es el de las derivadas del teletrabajo. El uso de los auriculares conectados a los equipos informáticos de trabajo de forma continuada puede ser un foco de fatiga auditiva por las horas que se pasan comunicándose entre ellos.

Es el caso por ejemplo de los teleoperadores, que durante todo el día atienden decenas de llamadas con auriculares y que si la conexión no es buena la tendencia a subir el volumen de dichos auriculares puede repercutir en su audición. Dentro de los auriculares los que se introducen en los oídos pueden afectar más a la audición que los que popularmente conocemos como diadema. Al estar más en contacto con el tímpano, el riesgo es mayor por una repentina subida del volumen.

Para proteger los oídos a este colectivo se recomienda reducir el ruido del auricular o activar el control de ruido para que no pase de unos determinados decibelios. No subir el volumen por encima del 60% es clave, porque cuanto más nos expongamos a esa cantidad alta de decibelios el tiempo de exposición debe reducirse.

Descansar los oídos es clave para prevenir la fatiga auditiva. El daño se acumula así que una situación persistente puede dañar de forma más o menos permanente a la audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
197 Visitas

¡Cuidado con los barotraumas en verano!

¡Cuidado con los barotraumas en verano!

Uno de los problemas auditivos que también se repite en verano además de la otitis es el del barotrauma. El barotrauma es el daño que se produce en el cuerpo debido a los cambios de presión bruscos. Pueden darse tanto en el aire como en el agua y el oído es uno de los órganos más afectados por este tema.

En el despegue o aterrizaje de los aviones el cambio de presión repentino que se produce al cambiar la altitud es lo que puede provocar el barotrauma. La presión que hay en el oído medio y en la atmósfera es similar por lo que cuando el avión se eleva la presión de la atmósfera disminuye. De ahí esa sensación de taponamiento que se produce.

La gravedad en estos casos viene determinada cuando la presión del aire no es la misma en ambos lados del tímpano y que éste pueda romperse. La trompa de Eustaquio es el elemento clave para que no tengamos problemas mayores, ya que la conexión que ofrece desde el oído a la rinofaringe permite regular la salida y entrada de aire regulando la presión de forma constante.

La maniobra de Vasalva es la mejor opción puesto que tapando nariz y boca e intentando soltar el aire por los oídos lo que conseguimos es igualar la presión a ambos lados del tímpano.

También la inmersión en el agua es otro foco de barotrauma porque la presión con el descenso o el descenso varía. Es una lesión habitual en deportistas que practican el submarinismo pero también en personas que hacen del baño algo ocioso y se sumergen de vez en cuando en el agua.

Si la presión en el oído es mejor que la del agua el tímpano sufre hacia dentro. Si es mucha el tímpano puede romperse y la entrada de agua fría puede provocar síntomas como vértigo o náuseas. Este contratiempo suele derivar también en otitis del nadador con dolores agudos y daños en el oído interno que puede provocar acúfenos o pérdida auditiva.

La sensación de taponamiento por barotrauma la notaremos también cuando vamos en carretera o en tren, si se asciende alguna montaña o se desciende por ellas. 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
220 Visitas

¿Qué es la otomicosis?

¿Qué es la otomicosis?

Hoy traemos un nuevo tema al blog, y es que la otomicosis es algo sobre lo que no habíamos profundizado mucho aunque de pasada hemos comentado algo sobre este tema en alguna que otra entrada.

La otomicosis son infecciones causadas por hongos microscópicos en la zona del oído. En general, el término micosis es conocido porque estos hongos se encuentran de forma habitual en la piel, mucosas y otras zonas del cuerpo. Lo normal es que estos hongos se establezcan en zonas húmedas y con pliegues corporales. Por eso el oído es una zona candidata y por eso se produce la otomicosis ahí.

Los motivos para que aparezcan en la zona del oído son varios, y vamos a tratar de exponerlos pero el denominador común son palabras como ventilación o humedad.

El uso excesivo de auriculares o tapones durante muchas horas al día provoca una falta de ventilación en la zona del oído, impidiendo además que la cera se expulse de forma natural al exterior. Esto produce un entorno muy favorable a la aparición de hongos por exceso de calor y falta de ventilación.

Además, las heridas que puedan producirse con el uso habitual y muy frecuente de estos auriculares pueden derivar en infecciones. Si además limpiamos los oídos con bastoncillos esas laceraciones pueden ser mayores.

La humedad es un factor importante para que los hongos se desarrollen en la zona del oído. Mucho tiempo en el agua, ahora en verano por ejemplo, y no secar los oídos de forma cuidadosa pueden derivar en otomicosis en ambas entradas. Recordad también que la otitis del nadador tiene que ver no sólo con el tiempo del baño sino con el tratamiento del agua y la existencia de bacterias nocivas.

La otomicosis se muestra con picor y escozor en los oídos y puede ser que en ocasiones salga algo de líquido al exterior. También la sensación de taponamiento es muy característica. Con esta infección por hongos la inflamación y el dolor de oídos es habitual.

El tratamiento es muy sencillo pero debe recomendarlo un profesional. Lo normal es acabar con los hongos utilizando antibiótico o gotas antifúngicas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
378 Visitas

Conoce más sobre la laberintitis

Conoce más sobre la laberintitis

Hoy os traemos una afección auditiva que tiene como origen la infección e inflamación algunos de los nervios de la parte del oído conocida como laberinto.

El laberinto es la parte del oído que se encuentra en el oído interno y que tiene como principal función el mantenimiento del equilibrio, además de darnos la orientación espacial y la información postural. Es por esto que cuando se produce esta inflamación lo que experimentan las personas que lo sufren es la sensación de que todo está girando incluso cuando se está quieto/a.

Este es el principal síntoma que ofrece dicho problema auditivo, aunque existen otros que vamos a repasar ahora:

- Otro de ellos es que los ojos pueden moverse de forma involuntaria en este proceso.

- También se reconoce como síntoma la sordera súbita en uno de los oídos.

- La laberintitis puede venir acompañada de náuseas o vómitos.

- Notar zumbidos o pitidos en un oído, como el tinnitus o acúfeno.

- Y otro de los síntomas que puede experimentar la persona con laberintitis es la piel fría, sudorosa y pálida.

Normalmente esta afección auditiva suele venir con un resfriado o una gripe aunque también existen otras alternativas como es la infección viral de grupos herpes. Como ejemplo de esto último tenemos la varicela o el herpes labial. Otra de las causas de la laberintitis puede ser una otitis que además añadiría el dolor de oído como síntoma adicional.

Para tratar este problema hay que acudir primero al especialista para que nos lo diagnostique correctamente. Lo normal es que con el paso de los días los síntomas desaparezcan, pero la afección puede tardar dos o tres meses en eliminarse completamente tras iniciar el tratamiento correspondiente.

El tratamiento que se emplea normalmente en la laberintitis es a base de corticoide para reducir la inflamación, antibiótico por si hay infección bacteriana y otros medicamentos que sirven para controlar el mareo y las náuseas.

Te recomendamos que visites cualquiera de nuestros centros en caso de que notes los primeros síntomas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
366 Visitas

La protección de los audífonos en verano

La protección de los audífonos en verano

Al igual que otros dispositivos electrónicos los audífonos son vulnerables a determinados agentes externos que pueden dañarlos. El verano es una época en la que suelen darse averías debido a tres factores estacionales fundamentales. 

Cerca de 320.000 personas utilizan audífonos en España para paliar problemas relacionados con la pérdida de audición. Según cálculos, aproximadamente cerca del 8% tienen que someterse a ajustes y arreglos durante y tras el período estival.

Existe una lista con los tres enemigos principales que tienen estos dispositivos durante el verano. Y es que estos agentes externos que, durante el verano, perjudican y dañan los dispositivos es reducida pero nociva:

El agua, el sol y la arena son los responsables de la mayor parte de las averías que se producen. La arena obstruye los conductos y el calor y la humedad estropean partes del chip interno, ya que la mayoría de los dispositivos no son impermeables.

Aproximadamente la mitad de las averías las produce el agua o la condensación, el resto se reparten entre las causadas por la arena y el calor. 

Existen casos de averías irreparables que implica la sustitución automática del dispositivo, algo que supone un desembolso importante para los afectados y se convierte en un problema real.

Entre las recomendaciones que sugerimos destaca la labor preventiva de alejar los audífonos de las fuentes externas causantes de dichas averías. Protegerlos del impacto directo del sol resguardándolos o evitando llevarlos a playas y a piscinas, resguardarlos de la arena y de la humedad en caso de llevarlos con una funda impermeable. Pero en general recomiendan utilizarlos sólo cuando sea estrictamente necesario con el fin de evitar lugares ‘peligrosos’ para su integridad.

Por último es necesario realizar una revisión después de los meses de verano con el fin de detectar posibles necesidades de limpieza y secado de los audífonos de una forma más profesional. Por ello se recomienda concertar una cita en los días posteriores a la llegada de vacaciones.

¡Esperamos que te haya resultado útil!

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
233 Visitas