Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


¿Qué factores provocan las otitis en otoño?

¿Qué factores provocan las otitis en otoño?

Se acerca el otoño y con él una de las épocas donde la otitis se convierte en un problema auditivo muy recurrente hasta que lleguen de nuevo las buenas temperaturas.

Los especialistas de la Plataforma Audiológica GEA son especialistas en audición y conocedores de ello  han elaborado una lista con los principales factores que provocan la otitis otoñal y sobre los que se debe poner especial cuidado.

Uno de ellos es la aparición de los resfriados siendo el descenso de las temperaturas la principal causa, convirtiéndolo en el más común para que la otitis haga acto de presencia. El exceso de mucosa acaba en el pabellón auditivo que puede infectarse con facilidad, especialmente en el caso de los niños.

La explicación al porqué la otitis tiene más probabilidades de aparecer en los niños es sencilla: las pequeñas dimensiones de la trompa de Eustaquio en edad infantil hace que le sea más fácil a la mucosa y las bacterias llegar desde la nariz y garganta al oído medio.

Es importante en el caso de los resfriados sonarse correctamente la nariz. Conviene hacerlo por lados de forma alterna para evitar que los mocos suban hasta el oído por presión. Más importante es, como indicamos antes, en niños.

Otra de las causas de aparición de otitis es la mala higiene auditiva en períodos de mayor formación de mucosa. No limpiarse los oídos dejando que el cerumen se acumule puede resultar un foco de infección causado por diferentes bacterias.

Para ello, utilizar soluciones salinas y limpiarse correctamente los oídos tras el baño o la ducha, es esencial. No se debe dejar el oído húmedo con temperaturas ambientales más bajas que en otras época del año.

Para finalizar, el mal uso de los bastoncillos para eliminar el exceso de cerumen o limpiar los oídos trae consecuencias negativas y pueden acelerar la aparición de la otitis. Tal y como informan los responsables la Plataforma Audiológica GEA, utilizar el bastoncillo con demasiada profundidad puede no sólo no ser una ayuda para  retirar correctamente la cera sino compactarla y formar tapones que colaboren con la infección. Además, pueden provocar lesiones en el tímpano.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
19 Visitas

El ruido en la vuelta al colegio

El ruido en la vuelta al colegio

Tras una época en la que los más pequeños están sometidos a un nivel de exposición a decibelios mayor como es el verano, los niños pasan más tiempo frente a la televisión o escuchando música, este mes de Septiembre es en el que retoman hábitos escolares y en el que además hay que prestar una especial atención al sistema auditivo.

Está demostrado que una buena audición facilita el aprendizaje y que el ruido es un elemento del que hay que huir en busca del mejor rendimiento académico.

Y es que los niños expuestos a ambientes de mucho ruido presentan menor desarrollo cognitivo y tienen una mayor dificultad para leer. Junto a esto, además, desarrollan una comprensión lectora peor que otros niños en ambientes menos ruidosos.

Los ruidos que los niños soportan en casa que vienen del exterior como el del tráfico, las obras y actividades industriales se juntan con los del interior del domicilio como el volumen de la tele, el ruido de los electrodomésticos, la actividad en casa o el de la vecindad.

Para que el escolar obtenga un buen rendimiento es clave que su lugar de estudio sea un sitio no sólo con buena iluminación y ventilación sino que tenga el menos número de decibelios posible.

El colegio en sí es ruidoso, ya no sólo por todo lo que se genera en el interior sino también porque si está ubicado en entornos urbanos el tráfico también actúa. Hay estudios que relacionan niños que asisten a colegios muy ruidosos con cambios en la personalidad, mostrándose más agresivos o fatigados.

Reducir el volumen de ruidos en casa en estos momentos en los que empieza el colegio puede ser una buena manera de comenzar con una rutina de salud auditiva correcta. ¡Y no olvidemos las revisiones!

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
96 Visitas

Cinco claves para cuidar la audición

Cinco claves para cuidar la audición

Hoy os traemos algunos consejos para cuidar de vuestra audición. Durante toda nuestra vida vamos conociendo nuestra capacidad auditiva y qué tenemos que hacer para cuidar de nuestra salud en general y del oído en particular.

Aquí pretendemos, tras analizar los consejos de varios especialistas, daros unas pautas para cuidar la audición de una forma eficaz y eficiente con el fin de que mantengamos nuestros oídos lo más sanos posibles.

En primer lugar la limpieza de los oídos es algo esencial. Es cierto que se limpia solo y que la cera otorga el equilibrio ente protección y la propia función de equilibrio. A pesar de ello la rutina de limpieza auditiva debe alejarse de los bastoncillos y de un exceso de limpieza. Tras la ducha, con un poco de agua y jabón con un secado de toalla es más que suficiente.

Otra de las cosas que debemos hacer para cuidar la audición es vigilar la alimentación. Una alimentación saludable nos va a evitar problemas como la diabetes, que tiene estrecha relación con la audición. Ingerir omega 3, frutas y verduras en las cantidades recomendadas va a prolongar la vida útil de nuestros oídos y prevenir frente a otros problemas.

Cuidar del ruido y del volumen de los auriculares es esencial, pero también lo es alejarse de fuentes de ruido muy elevadas (mayores de 65 dB). Si convives con un trabajo ruidoso, utiliza medidas de prevención y si vas a acudir a bares o conciertos evita estar cerca de los altavoces. Todas estas cosas ayudan y previenen contra traumas acústicos y reducción de la capacidad auditiva.

Nunca compres un amplificador por internet, ni un audífono porque te lo venden como amplificador. Lo que debes hacer ante la pérdida auditiva es acudir al profesional especializado para recetarte la mejor medida posible para tus oídos. Y un audífono es esencial que lo valore un especialista y lo trabaje un audioprotesista.

Finalmente, como quinta clave, si eres usuario de audífonos lleva al día la carga de pilas o si es recargable utiliza el enchufe por la noche. Si las pilas están bajas de capacidad vas a escuchar peor, al igual que un audífono poco cargado. Debes tener presente llevar siempre contigo un par de pilas de repuesto o haberte asegurado la carga del recargable antes de utilizarlo.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
179 Visitas

Los problemas de oído que pueden ser hereditarios

Los problemas de oído que pueden ser hereditarios

Hemos estado posteando toda la semana en nuestras redes sociales sobre algunas de las enfermedades o problemas auditivos que tienen o pueden tener un origen genético. En este post pretendemos resumir de forma breve y concisa algunas de ellas y tratar de explicar su origen.

Y es que la herencia genética es una parte fundamental e importantísima para la salud, también para la salud auditiva. No todos los problemas que ocurren relacionados con la audición son genéticos, ni todos los que tienen un origen genético lo son al 100%.

La pérdida auditiva la diagnostica el especialista y hasta hace poco tiempo sólo mediante una audiometría eran capaces de conocer la causa de dicha pérdida. Con la evolución en ciencia y tecnología, actualmente se puede con un análisis de sangre detectar o predecir si una persona va a desarrollar la hipoacusia. Este análisis genético tiene la finalidad de descubrir si la pérdida de audición tiene un origen hereditario.

Un ejemplo de ella es la otosclerosis, que no es más que un crecimiento anormal de un hueso del oído denominado estribo. Este crecimiento anormal genera una pérdida de audición, como consecuencia de una notable dificultad de transmisión de ondas sonoras. Con una cirugía puede solucionarse pero también el uso del audífono es otra de las soluciones a este problema.

La hipoacusia, que es la falta de audición puede ser hereditaria cuando se establece desde el nacimiento del ser humano. Puede ser de dos tipos: conductiva y neurosensorial y tienden a aparecer con la edad pero también desde el propio nacimiento. Hay dos tipos de hipoacusia hereditaria:

- Sindrómica, cuando la pérdida se produce por una malformación del oído externo u otros órganos.

- No sindrómica, que es cuando las malformaciones pueden producirse en el oído interno o medio. Suele ser de las dos la más frecuente.

Finalmente, terminamos con un dato: casi ocho de cada diez casos que se diagnostican de hipoacusia tienen origen genético.

El último ejemplo de problema de oído que puede tener carga hereditaria es el síndrome de Usher. Afecta tanto a la audición como a la visión y es poco común. Se nace con pérdida de audición pero la vista se va perdiendo de forma progresiva. Es imprescindible un diagnóstico temprano de esta enfermedad.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
276 Visitas

Porqué hacerse una audiometría: 4 motivos

Porqué hacerse una audiometría: 4 motivos

La audiometría es una prueba auditiva de gran ayuda para conocer si tenemos una pérdida de audición o no. Son varias las razones por las que las personas acuden a realizarse esta prueba, y no necesariamente tenemos que estar plenos de salud auditiva sino que las personas con audífonos también pueden y deben hacerla de vez en cuando.

Existen dos tipos de audiometrías diferentes tal y como indican los profesionales de ORL. Pueden ser tonales o verbales. En la tonal la persona se encuentra dentro de una cabina insonorizada y se la colocan unos auriculares. Se emiten distintas frecuencias de sonido a través de dicho auricular y es el paciente quien indica si oye o no. Así se consigue medir el umbral de audición. Después una varilla metálica vibradora será la responsable de conocer si la estimulación auditiva vía ósea funciona o no.

La audiometría verbal consiste en una serie de palabras con un equilibrio fonético y con distinta intensidad de pronunciación. Al repetirlas, se establece una curva de inteligibilidad que dirime los fonemas o palabras que el paciente ha comprendido. La persona que se somete a esta prueba no debe tener problemas de lenguaje y ser mayor de 5 años. Dura unos 20 minutos.

¿Porqué debo hacerme una audiometría? Pues por cuatro razones que serán las que te ayuden a dar el paso:

  • Primero porque subas de forma compulsiva el volumen de la tele o la radio y te pregunten si escuchas bien. Es una situación cotidiana que te ayuda a conocer si pierdes o no audición.
  • Segundo si tus audífonos te están dando una buena calidad de audición. Si con pilas nuevas, revisados y todo en orden escuchas peor es un buen momento para someterte a esta prueba.
  • Cuando no escuchas los ruidos de tu alrededor de forma correcta puede ser que tengas hipoacusia. Con una audiometría podrás saber si lo tienes y corregirlo fácilmente.
  • Y finalmente como cuarto motivo para el que hacerse esta sencilla prueba es que si notas que no escuchas otros coches al conducir o tienes problemas para identificar un claxon puede que necesites saber si tu audición está funcionando correctamente.

En la Plataforma Audiológica GEA te acercamos a tu especialista de zona de influencia para que puedas someterte a esta sencilla prueba.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
339 Visitas