Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Consejos para intentar retrasar la presbiacusia

Como ya sabéis, la presbiacusia es la pérdida de audición asociada a la edad. El oído es un órgano muy sensible que con el paso de los años se va deteriorando pero si lo cuidamos bien podemos alargar tu vida útil. ¿Con qué gestos podemos conseguir esto? Es muy sencillo:

Baja los volúmenes de la televisión y los auriculares. Utilizar además distintos dispositivos que emiten sonido a la vez, lo distorsiona y genera un cierto disconfort auditivo produciendo malestar. El volumen recomendado de escucha para cualquier dispositivo no debe superar nunca el 60%, que es considerado el umbral límite. La mejor señal para saber si hemos estado expuestos a demasiado ruido con los auriculares es el pitido que emiten al subir el volumen o al estar mucho tiempo con ellos puestos.

Evitar los traumas acústicos. Los ruidos muy fuertes como el de los altavoces en conciertos o discotecas (algo que hoy por hoy es imposible por la situación actual de pandemia) o los fuegos artificiales, petardos y demás 'explosiones' pueden provocar traumas acústicos. El tiempo de intensidad así como la cercanía a las fuentes de ruido hacen mucho por lo que hay que mantenerse distanciado.

Protección auditiva en el agua. Y es que siempre que nos bañemos en mar, piscina o lago es recomendable utilizar los tapones para evitar infecciones por hongos y las consiguientes otitis. También sumergirse lentamente y no bajar a mucha profundidad es lo más recomendable.

A la hora de la higiene auditiva es mejor limpiarse los oídos sin bastoncillo. Las importaciones de cera y las roturas timpánicas son algunas de las consecuencias más comunes del mal uso del bastoncillo. Por eso es recomendable utilizar agua y jabón, para posteriormente secarlos bien con una toallita. Conviene no eliminar toda la cera, ya que ésta es una barrera de protección natural frente a las infecciones.

A la hora de hablar por teléfono, alterna el auricular del mismo en los dos oídos. De esta forma, si lo utilizas mucho, no desgastas un oído más que otro y además no se te adormece, algo que no es nada bueno para mantener una correcta salud auditiva.

El viento puede provocar que los oídos se inflamen, si les da directamente. Puedes notar también pequeños zumbidos, por lo que no es recomendable siempre llevar las ventanillas del coche bajadas especialmente a altas velocidades.

Con estos consejos más otros como el de evitar medicamentos ototóxicos y comentar alternativas con los doctores o el de respetar los calendarios de vacunación infantil, vamos a conseguir alargar más nuestra salud auditiva.

Valora este artículo del blog:
¿Qué son las varillas auditivas?
Los navarros cuidan de sus oídos: Navarra es la pe...

Artículos relacionados