Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Funcionamiento de un implante coclear

Funcionamiento de un implante coclear

Un audífono no es lo mismo que un implante coclear aunque tengan la misma finalidad: corregir los casos de sordera en personas que tengan una pérdida de audición determinada. El implante es para los casos más graves de sordera y conocer su funcionamiento, cómo se coloca y cómo se puede acceder a esta solución auditiva es algo clave para personas que lo necesiten.

El audífono se coloca en el oído y se configura en función del tipo de pérdida que tenga la persona que lo necesite. Ayuda a corregir este problema de audición y vale para distintos niveles de pérdida. Sin embargo, el implante coclear se dirige a personas que son completamente sordas o casi lo son en uno o ambos oídos. El audífono no puede corregir pérdidas totales.

Con el implante coclear se pretende transformar las señales acústicas en eléctricas y que llegan al nervio auditivo. En términos más sencillos, el implante coclear actúa como el oído interno y transforma ese sonido en energía eléctrica. Utiliza un cable como sustituto del nervio auditivo y se implanta con cirugía.

Se coloca un micrófono cerca del oído, que es el encargado de captar el sonido. El sonido se envía a un procesador de lenguaje que normalmente está conectado a este micro y colocado detrás del oído. Este sonido se convierte en señales eléctricas y se transmiten a un receptor que es el que se coloca con cirugía detrás del oído. El siguiente paso es que el receptor envíe la señal a través de un alambre hasta el oído interno. Los impulsos eléctricos, finalmente, se envían al cerebro.

Para cada caso se debe hacer un estudio previo. Con todas las pruebas otológicas pertinentes y un examen logopédico/de lenguaje servirá para determinar si esa persona es candidata a implante coclear. En condiciones normales, una persona con hipoacusia unilateral o con una sordera profunda neurosensorial unilateral, aunque también severa, y que no obtengan resultados con el audífono convencional se beneficiarán de la implantación de este dispositivo.

Con el paso del tiempo y una vez implantado el IC habrá que reimplantar por las actualizaciones que sufrirán. Modelos más avanzados, tamaños más reducidos, etc.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
182 Visitas