Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


El nacimiento, la importancia del diagnóstico precoz

El nacimiento, la importancia del diagnóstico precoz

Hoy vamos a tratar un tema importante porque se trata del momento del nacimiento, en el que algunos de los problemas auditivos infantiles se presentan justo en este momento. Casi ocho de cada diez problemas auditivos en niños se presentan en el momento del parto.

Hoy en día el 9% de los niños entre 0 y 8 años presentan algún tipo de problema relacionado con la audición. Es en el parto cuando la mayoría de ellos se hacen presentes, aunque por supuesto también existe el factor hereditario, concretamente en las complicaciones que puedan surgir en el embarazo.

En este sentido ingerir medicación ototóxica durante la gestación puede ser uno de los factores que provoquen en el niño la pérdida de audición. Para ello consulta a tu ginecólogo qué medicamentos son considerados como tal para evitar que te los receten y tengas sustitutivos que cumplan con la misma función. La toxoplasmosis también es un factor de riesgo para la pérdida de audición en los bebés, así que también debes tener un control sobre ello.

Cuando hablamos del momento del parto en sí, el sufrimiento fetal o un parto prematuro son dos condicionantes para que se realicen las pruebas auditivas al recién nacido y se tenga un control en los primeros meses de vida.

En el momento que pasan de bebés a niños, hay que tener cuidado con los tratamientos de otitis, sarampión o paperas ya que estas enfermedades pueden afectar a la audición. También, cómo no, se debe controlar la medicación que se le da al niño en estos procesos por si alguno de los medicamentos fuera ototóxico.

Aquí entra en juego la importancia del diagnóstico precoz, y las pruebas del cribado auditivo a recién nacidos son imprescindibles además de rápidas en cuanto a resultados. Es una prueba sencilla y nada molesta para el bebé. Otras pruebas que deben hacerse son las otoemisiones acústicas, para comprobar la reacción a estímulos auditivos.

Diagnosticar la hipoacusia de forma precoz e iniciar los tratamientos en los primeros meses de vida son claves para el desarrollo futuro del bebé, del niño y evitar así problemas de alteración en el lenguaje. Siempre que haya nacimientos de riesgo y rasgos hereditarios deben hacerse estas pruebas buscando el diagnóstico precoz. Es fundamental para una rehabilitación efectiva en tiempo y forma.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
211 Visitas