Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


Cuatro de cada diez personas de la tercera edad tiene problemas de audición

Cuatro de cada diez personas de la tercera edad tiene problemas de audición

Cuatro de cada diez personas mayores de 65 años tienen problemas de audición de diversa índole.

Los dos principales problemas por los que se pierde audición a partir de los 65 años son la presbiacusia y la hipoacusia, que suponen el 62% de los casos pérdida de audición más repetidos.

La hipoacusia es el déficit funcional que ocurre cuando un sujeto pierde capacidad auditiva en mayor o menor grado. La hipoacusia puede  ser de tipo conductivo, que es cuando las ondas sonoras no pasan al oído interno por algún motivo, de tipo neurosensorial, cuando afecta al nervio auditivo o las células ciliadas del oído interno o bien ser una combinación de ambos tipos que es lo que se denomina una pérdida de audición mixta.

Un tipo de hipoacusia es la presbiacusia o pérdida de la audición asociada al envejecimiento. Esta misma se empieza a producir a los 50 años, entrando en una fase más avanzada entre los 65 y 75 años.

Algunos de los síntomas que delatan esta pérdida de audición es la dificultad para poder seguir y entender conversaciones, la dificultad también que existe a la hora de escuchar timbres o llamadas y tener que subir el volumen de la televisión de forma reiterada porque no se escucha correctamente.

En España 450.000 personas utilizan audífonos para paliar este tipo de deficiencias auditivas. De todos ellos, el 75% sirven para corregir problemas de presbiacusia y un 25% problemas de hipoacusia.

Madrid, Barcelona y Andalucía acaparan la mayoría de los casos de hipoacusia a nivel nacional y por ello son las comunidades que más audífonos venden.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
170 Visitas

Se adelanta la edad de los síntomas de presbiacusia, ¿porqué?

Se adelanta la edad de los síntomas de presbiacusia, ¿porqué?

La pérdida de audición asociada a la edad, también conocida como presbiacusia, adelanta sus síntomas entre cinco y diez años entre los adultos españoles.

Si bien normalmente cerca de los 65 años comenzaban a manifestarse los síntomas de la presbiacusia, en la última década se ha detectado que cada vez más pacientes (un 30% más) con edades entre los 55-60 años acuden con los síntomas a consulta.

En España hay un millón doscientas mil personas con presbiacusia mayores de 60 años, lo que supone uno de cada cinco en ese segmento de edad. Es, por tanto, una realidad que la edad resulta el factor fundamental en los casos de pérdida de audición.

Entre los motivos y las causas que han acelerado la aparición de estos síntomas entre personas cada vez más jóvenes, destacamos tanto la contaminación acústica como la ausencia de prevención los dos más fundamentales. Todo ello junto con los hábitos poco saludables en materia de audición y de higiene auditiva.

Convivir en un entorno con mucha contaminación acústica o con profesiones a los que dicha contaminación se presenta de forma diaria lo que hace es ir minando las capacidades auditivas más rápidamente y eso acelera la aparición de los síntomas de presbiacusia. Trabajar en aeropuertos, en la construcción, en bares o discotecas, en cadenas de montaje o en otros entornos similares es un riesgo que se acentúa si no se cumple con la prevención de riesgos laborales.

Otras prácticas, como las de utilizar cascos para escuchar música a un volumen muy elevado, tampoco son de gran ayuda en este sentido.

Y por supuesto, la prevención es algo que no se puede dejar de lado. Aproximadamente un 5% de las personas entre los 40 y los 50 años se realizan una revisión auditiva. Sólo 300.000 personas están al tanto de su audición con el fin de prevenir la aparición anticipada de presbiacusia.

 

Para corregir este problema, que comienza a notarse cuando decrece la percepción de los tonos agudos del espectro y aparecen además acúfenos, es necesario el uso de prótesis auditivas. El audífono se aconseja en los casos de pérdidas leves a profundas que van desde los 30 dB hasta los 100 dB. Además en los casos de pérdidas profundas, entre los 90 y 100 dB, se recomienda el implante coclear si están dañadas las células cilíadas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
218 Visitas

La presbiacusia, la edad y otros factores

La presbiacusia, la edad y otros factores

La pérdida de audición asociada a la edad es lo que conocemos como presbiacusia de forma común. Es una disminución progresiva de la capacidad auditiva y comienza a manifestarse, en los casos más extremos, desde los 30 años. Aunque lo normal es que a partir de los 50 años esta pérdida sea perjudicial.

Una de cada cuatro personas entre los 65 y los 75 está afectada, porcentajes que se disparan cuando pasamos de los 75 años de edad. Es cierto que la tendencia actual hace que desde cada vez más jóvenes la pérdida de audición se esté produciendo por un estilo de vida concreto y por la contaminación acústica.

Una exposición continuada al ruido, malos hábitos en la utilización de cascos de música, traumatismos craneales, ruidos muy fuertes, el uso de agentes externos para la limpieza de los oídos que perforan el tímpano por un mal uso como los bastoncillos, los efectos secundarios que tienen algunos medicamentos y ciertas enfermedades que dejan secuelas en el sistema auditivo son las principales razones por las que se produce la presbiacusia.

Los síntomas son diversos, pero normalmente comienza con una mala comprensión de las palabras en entornos con más ruido del habitual, no se identifican con claridad los sonidos agudos, la televisión no se escucha correctamente y tenemos que ir subiendo paulatinamente el volumen, en ocasiones las conversaciones no se siguen correctamente y la aparición de tinnitus son los más comunes.

Cuidarnos frente a las fuentes de ruido diaria a un nivel más elevado del normal, utilizar tapones para evitar las fuentes de ruido que puedan causar barotraumatismos y no abusar de medicamentos que puedan tener efectos secundarios a largo plazo en la audición son las mejores formas de utilizar la precaución.

El uso de audífonos es el tratamiento más eficaz y sencilla para este problema. En la presbiacusia no habrá una pérdida total por lo que esta adaptación es la mejor solución siempre que se detecte el problema con rapidez y se trate de la misma manera.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
447 Visitas