Plataforma Audiológica GEA | Forjada desde 2012

Blog

Encuentra Áreas CCAA

Mediante la ayuda de Geolocalización


¿Cómo se pueden controlar los acúfenos?

¿Cómo se pueden controlar los acúfenos?

Si alguna vez hemos percibido un zumbido o pitido en los oídos que puede resultar molesto y parece no tener fin, es que los acúfenos (también llamado tinnitus) han hecho acto de presencia. Aunque normalmente son episodios transitorios, hay ocasiones que se prolongan durante días.

Con el fin de entender cómo controlar este trastorno auditivo la Plataforma Audiológica GEA expone algunos consejos en relación al problema. Y es que los acúfenos afectan de una forma u otra al 8% de la población española.

La mejor forma de combatir los acúfenos es acostumbrarse a los ruidos. Para ello, la Terapia de Reentrenamiento de Tinnitus es quizá la manera más efectiva de tratarlo con un éxito de más del 80%.

Lo que pretende esta terapia es habituarse al sonido hasta que se deje de ser consciente de que se oye. Dependiendo del grado de frecuencia e intensidad del tinnitus esta terapia suele durar alrededor de un año de media, en los que se recupera sensación de calidad de vida.

Otra de las herramientas para minimizar los efectos de los acúfenos es la utilización de audífonos con ruido blanco con el fin de acostumbrar al paciente a los pitidos y zumbidos que produce el tinnitus.

Si se opta por combinar ambas soluciones, la TRT más el uso del audífono acostumbrador, lo que se consigue es potenciar más aún los efectos positivos y la pronta recuperación del paciente.

El estilo de vida que llevemos ayuda también a reducir los efectos del tinnitus y prevenirlos llegado el caso tal y como indican los especialistas de la Plataforma Audiológica GEA.

De esta forma si evitamos la exposición a ruidos fuertes de forma prolongada, revisamos la ototoxicidad de los medicamentos, llevamos un estilo de vida saludable evitando los excesos, controlamos la hipertensión, el colesterol y mantenemos un cierto nivel de actividad física, reducimos y prevenimos los efectos de los acúfenos.

Por último siempre es recomendable consultar al médico ante la aparición repentina de los acúfenos y/o pérdida de audición.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
48 Visitas

Porqué conviene cambiar el programa de tu audífono

Porqué conviene cambiar el programa de tu audífono

Una de las cosas más importantes que deben conocer los recientes usuarios de un audífono es aprender a cambiar el programa de su dispositivo. Aunque esto pretende ser una pequeña explicación de porqué se debe cambiar el programa del audífono es mejor que ante cualquier duda acudas a tu centro auditivo más cercano.

¿Comenzamos? Familiarizarte con tu dispositivo es fundamental. Debes conocer poco a poco las partes del mismo y cómo funciona cada una de ellas.

Uno de los consejos vitales antes de hablar de porqué modificar el programa del audífono es que las pilas son un elemento fundamental, y debes tener siempre un recambio en casa. Si te quedas sin pilas, dejarás de escuchar y por eso es súper importante que tengas recambios en casa.

Ahora sí, hablemos del cambio de programa. Normalmente un audífono digital incorpora un sistema que programa y sirve para adaptarse según las necesidades por la situación ambiental.

Los audífonos RIC tienen hasta 6 programas y se adaptan a situaciones diferentes: desde ir al cine o al teatro como acudir a una ponencia. Cambiar el programa en este dispositivo es necesario para que el audífono se mantenga en buenas condiciones.

Los BTE o retroauriculares tienen un pulsador en la parte del dispositivo que va detrás de la oreja. Normalmente cuando se cambia el programa lo que hacemos es adaptar el audífono a distintas situaciones o entornos de ruido. El cambio de programas ayuda a ajustar el volumen.

Pero recuerda, la primera duda que debes resolver con el audioprotesista es cuál es el audífono que mejor se adapta a tus necesidades y a tu tipo de pérdida. Expón todas tus dudas en el momento en el que elijas el audífono, haz las pruebas que necesites y después toma conciencia del dispositivo que has adquirido. Conócelo y familiarízate cuanto antes.

¡Esperamos que estos consejos te hayan servido!

 

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
32 Visitas

La cera del oído, ¿porqué es útil e imprescindible?

La cera del oído, ¿porqué es útil e imprescindible?

Como hemos comentado en varias ocasiones, el exceso de cerumen puede ser perjudicial para la audición pero también hemos indicado que la cera es imprescindible como barrera defensiva para las infecciones de oído.

Es necesario tanto para que el oído se limpie como para que la calidad de la audición sea positiva. El uso de bastoncillos es desaconsejarle y basta con un poco de agua y jabón para una correcta limpieza y que los oídos se mantengan limpios y sanos.

¿Qué funciones entonces tiene la cera de los oídos? ¿Porqué es útil e imprescindible?

Como hemos dicho al principio, es una barrera natural que sirve para proteger al oído de infecciones. También protege al canal auditivo de otro tipo de infecciones que dañan la piel en esa parte.

Es una barrera para los insectos, para los hongos y las bacterias, pero además es una manera de hidratar la piel que rodea al conducto auditivo.

Como lubricante es ideal para mantener limpio el conducto auditivo externo y aquí aprovechamos para recordarte que el oído es un órgano que se limpia de forma natural solo.

Existen dos tipos de cera por su aspecto: una es la cera húmeda, que es la que habitualmente suele existir en el oído y tiene un color más claro. Es algo más pegajosa. Y otra es la cera seca que se rompe con más facilidad y es algo más oscura. La función es la misma, aunque tengan distintas características.

Finalmente, aunque la cera sea útil y necesaria debemos estar atentos a los excesos puesto que la acumulación puede hacer que se pierda audición y cause algún problema de dolor o inflamación. Y recuerda, no dejes al oído sin cera y haz una limpieza normal.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
64 Visitas

Cosas que ocurren cuando creemos que el audífono no funciona, pero sí lo hace

Cosas que ocurren cuando creemos que el audífono no funciona, pero sí lo hace

En algunas ocasiones, las personas que tienen problemas de audición y utilizan audífonos se encuentran con ciertos inconvenientes en el funcionamiento de su prótesis auditiva.

Normalmente son problemas sencillos que tienen fácil solución, pero es necesario saber detectar de dónde provienen. 

Uno de ellos ocurre cuando de repente se deja de escuchar a través del audífono. Lo más normal es que tenga que ver con la pila ya que o bien se ha agotado la batería o no está bien colocada. Es conveniente revisar y hacer pruebas para sustituir si es necesario.

También a veces el usuario cree que el audífono está estropeado o que le falla la batería porque o no se escucha nada o se escucha muy bajo. Suele ocurrir que el control de volumen esté en el mínimo o se haya desplazado.

En los modelos más antiguos de audífonos existe una posición denominada ‘T’ por la que se escucha a través de la telebobina. Si el usuario no se da cuenta y  está marcada esa posición en el audífono es probable que detecte que el audífono no funciona correctamente. 

Cuando no se escucha nada a través del audífono hay una opción más de que se trate de un error y no una avería. Algunos dispositivos tienen un programa o un botón llamado conmutador. Hay casos en los que puede que el audífono esté en el programa erróneo o en el llamado ‘modo silencio’, por eso no se escucha.

El mantenimiento del audífono es esencial puesto que si no es el correcto el molde puede obstruirse o taponarse con cerumen. Es por ello la recomendación de la limpieza periódica del dispositivo, al menos una vez al mes.

Hay ocasiones en las que el sonido no se percibe correctamente porque el audífono tiene la manguera torcida, aplastada o taponada. Así el sonido no llega de forma nítida y se puede detectar de forma sencilla.

Por último, las gotas de condensación que se producen en la misma manguera del audífono por el sudor, la lluvia o porque se moje de manera accidental hace que el sonido llegue con claridad. Si el usuario retira la manguera del codo del audífono y sopla a través del conducto se suelen sacar las gotas y, si no, el deshumidificador de audífonos es una gran ayuda.

Si el audífono sigue sin funcionar y no obedece a ninguno de estos problemas, recomendamos la visita al audioprotesista con el fin de detectar si el error está en el chip o en otro componente que requiera de intervención.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
76 Visitas

GEA Audífonos | Tinnitus por hipertensión

GEA Audífonos | Tinnitus por hipertensión

Una de las causas por las que aparecen los tinnitus es porque la hipertensión hace acto de presencia. La hipertensión puede asociarse a problemas de oído. Una tensión alta es responsable de algunos déficits auditivos que pueden desembocar en acúfenos.

La presión arterial es la fuerza que empuja a la sangre hacia las paredes de la arteria. Para vencer los obstáculos que nuestro organismo le pone a la sangre esa fuerza es necesaria pero cuando la resistencia es cada vez mayor por distintas causas el músculo del corazón tiene una mayor tensión y existe más presión sobre el árbol arterial.

Existen muchas causas para la hipertensión: ser diabético, el sobrepeso, los antecedentes, la edad, el tabaco, etc... Una hipertensión prolongada y la exposición continua a determinados ruidos pueden provocar estos casos de tinnitus.

Los factores anteriormente descritos, a los que debemos añadir el estrés y la ingesta de alcohol o cafeína incrementan la presión arterial y por ende pueden desembocar en la aparición de los acúfenos.

Se escuchan en ambos oídos y no provienen de ninguna fuente externa. Los escucha la propia persona desde el cerebro y no se considera una enfermedad, más bien un síntoma relacionado con el sistema auditivo.

El tratamiento del tinnitus por hipertensión, al igual que el tinnitus provocado por otras causas no tiene cura. Sí tiene tratamientos de readaptación y que ayuda a minorar sus efectos. Entrenamientos con ruidos blancos es otra de las terapias que ayuda a paliar los efectos.

Si tienes cualquier duda, consulta con tu especialista.¡Y vigila tu tensión!

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
77 Visitas

¿Qué es un medicamento ototóxico?

¿Qué es un medicamento ototóxico?

Un medicamento ototóxico es aquel que en su composición contiene uno o varios compuestos que son perjudiciales para el oído, pudiendo tener efectos nocivos sobre distintas partes del sistema auditivo.

Normalmente los daños suelen producirse en la estructura vestibular y en la estructura coclear. Los primeros medicamentos considerados como ototóxicos datan de la década de los años 40, en los que cierta medicación desarrollada para el tratamiento para la tuberculosis provocaron lesiones auditivas en los pacientes que fueron tratados.

La ototoxicidad no funciona igual en los medicamentos que se consideran así. Hay medicamentos que reaccionan de forma reversible (se puede tratar) y otros que reaccionan de forma permanente cuyos efectos no se pueden eliminar. También depende de las cantidades suministradas y de la duración del tratamiento.

¿Cuáles son los medicamentos ototóxicos más reconocidos?

En dosis altas, el ácido acetil salicílico puede tener estos efectos. Como sabemos, se emplea como analgésico y antiinflamatorio. Sus efectos serían reversibles, pudiendo provocar cierta pérdida auditiva y/o tinnitus.

Otro de los medicamentos reconocidos como ototóxicos es la quinina, que normalmente suele llegar de importación ya que no se utiliza en España de forma regular. Con él se trata la malaria y sus efectos pueden ser permanentes con un uso prolongado y dosis muy elevadas.

Los antibióticos aminoglucósidos son también perjudiciales. Dentro de ellos especialmente la amicacina, que tiene el tinnitus y la sordera como principales efectos de la ototoxicidad. Las dosis deben ser muy controladas y no dejar de lado el tratamiento en los términos recomendados.

Finalmente el Taxol es un fármaco que tiene un origen vegetal. No tiene una relación directa entre las dosis y el grado de pérdida pero sí es cierto que diversos estudios han demostrado que puede reducir significativamente los niveles de audición. Sobre todo trata personas con cáncer de pulmón, ovario, mama y tipos distintos de sarcomas.

Esperamos que con esta información puedas conocer algo más sobre los medicamentos ototóxicos. Antes de comenzar un tratamiento pregunta por ello a tu médico, con el fin de adaptar las dosis y el tratamiento.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
82 Visitas

El diagnóstico precoz en la audición infantil

El diagnóstico precoz en la audición infantil

El número de españoles con problemas de audición supera ligeramente el 3% de la población total del país. Es decir, cerca de un millón y medio de personas sufren algún tipo de deficiencia auditiva y se están tratando para superarlo.

El colectivo más indefenso, el de los niños, se acerca al 1,5% de ese millón y medio. Son dieciocho mil repartidos por todo el territorio y cuyo diagnóstico, si se realiza con precocidad, evita que la sordera infantil progrese.

La sordera presente en el momento del nacimiento se denomina congénita y obedece a dos razones fundamentales: se reparten entre un origen genético y otro por causas ambientales prenatales. Una cifra de reparto cercana al 50-50%.

Dentro de las sorderas o pérdidas de audición  no congénitas encontramos diversas fuentes que resultan originarias del problema. Otitis, meningitis, catarros mal curados, etc. Otros problemas de sordera en el bebé pueden derivar de causas tan dispares como el pretérmino -parto antes de las 37 semanas-, una ictericia grave o un traumatismo cráneo encefálico.

¿Qué pruebas de diagnóstico se llevan acabo?

Existen algunos programas o pruebas que permiten detectar estas deficiencias en los niños antes del primer mes de vida, pero resulta de vital importancia poder disponer de un diagnóstico antes de llegar a los seis meses con el fin de iniciar el tratamiento preciso combinado con el logopeda.

En el caso de las pérdidas de audición o sorderas hereditarias existe una prueba basada en el cribado auditivo universal sobre los 34 genes que se relacionan con este problema. En un 30% de los casos se consigue conocer el origen de este tipo de pérdidas.

Otra de las pruebas que se realiza de forma preventiva en el momento del nacimiento es la relacionada con las otoemisiones acústicas. Es una prueba rápida, poco invasiva y segura. 

Los potenciales evocados es otra de las opciones que se utilizan para detectar problemas de audición y elaborar diagnósticos. Es menos concluyente que las anteriores ya que no se considera una audiometría real pero sirve para estudiar las frecuencias agudas que permiten tener una idea objetiva de la audición, la intensidad de la pérdida y la localización de la lesión.

Las audiometrías de comportamiento como prevención deben realizarse entre los 2 y 8 meses en partos normales y entre los 2 y los 15 meses en los prematuros o embarazos de pretérmino. Sirven para ver respuestas reflejas si se producen de manera inmediata a la emisión del sonido. 

Diagnósticos y tipos de pérdidas auditivas

Una vez realizadas las pruebas que el bebé o el niño necesita ha de clasificarse el tipo de pérdida auditiva, si la hubiera, en alguna de las siguientes tipologías:

La pérdida auditiva conductiva es cuando el daño o el problema se localiza en el oído externo o medio. Hace referencia a un tipo de problema de audición en la parte más externa del sistema auditivo. Si el daño se encuentra en el oído interno o en el nervio auditivo estamos hablando de un diagnóstico de falta de audición neurosensorial. Más interiorizada en el oído interno. 

Cuando la pérdida o el daño se diagnostica tanto en el oído medio como en el oído interno hablamos de una pérdida auditiva mixta. 

Es importante conocer, en todo caso, la gradación de pérdida auditiva para considerar el tipo de deficiencia que el bebé o el niño pudiera tener:

- Audición normal: se sitúa en un espectro inferior a los 20 decibelios.

- Deficiencia auditiva leve entre los 21 y los 40 decibelios. 

- Deficiencia auditiva moderada: umbral de audición entre los 41 y 65 dB. 

- Deficiencia severa: rango de audición entre los 65 y los 90 decibelios. 

- Deficiencia auditiva profunda: entre los 91-119 decibelios

- Pérdida total o cofosis cuando no hay respuesta en 120 decibelios.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
80 Visitas

¿Es la sinusitis un problema para los oídos?

¿Es la sinusitis un problema para los oídos?

Antes de que comience la temporada de resfriados con la llegada del otoño y el cambio de tiempo, queremos prepararos con una entrada que os explicará la relación que tiene la sinusitis provocada por los catarros y el oído.

Aunque no es algo que esté directamente relacionado ni una máxima absoluta, es cierto que la sinusitis puede en cierta medida afectar al oído interno y a la pérdida de audición. ¿Cómo? Es sencillo.

Existe conexión directa entre la garganta y los oídos. Cuando los senos se inflaman o tienen infección, no hay espacio hueco para que el aire pase hacia el interior. Esto ocurre con un constipado que puede ser más o menos duradero y puede suceder en más de una ocasión.

Cuando nos sonamos de forma frecuente la nariz, normalmente sentimos que los oídos están taponados y en ocasiones notamos cierta pérdida de audición. El proceso de taponamiento del oído en un proceso congestivo se produce por el bloqueo de la Trompa de Eustaquio en su extremo, que es donde desemboca la fosa nasal y por eso el oído puede taponarse.

La sinusitis puede causar también acúfenos. Son un efecto colateral de las infecciones de los oídos y de las sinusitis. Las personas que son más propensas pueden sufrirlos de forma más recurrente.

Lo importante es tener controlados los oídos después de estos procesos por lo que la visita al especialista para vigilar la salud auditiva es esencial en estos casos. Después de verano y después del invierno, es más que recomendable.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
104 Visitas

La pérdida de audición al volante, ¿qué hacer?

La pérdida de audición al volante, ¿qué hacer?

La pérdida de audición al volante es una de las causas para tener una mayor precaución. A la pregunta de si es posible conducir con pérdidas auditivas en uno o en los dos oídos, la respuesta es sí. La DGT ha propuesto algunas medidas encaminadas a la precaución en este sentido.

La conducción segura es esencial independientemente de esta circunstancia de pérdida de audición. Si se tiene algo de hipoacusia o algún tipo de pérdida, los retrovisores se convierten en un elemento esencial por lo que su disposición y orientación debe ser una prioridad con el fin de que compensen los problemas de audición con una mayor visión exterior.

Si la pérdida de audición es del 50% en ambos oídos, la DGT obliga a los conductores a colocar un retrovisor panorámico con el fin de tener un campo de visión apropiado para compensar, como comentamos antes, la pérdida auditiva.

En estas circunstancias no se debe conducir con el volumen al máximo de la radio o música. No ayuda especialmente en los casos en los que hay pérdida de audición. Se pierde percepción del sonido exterior e interior del vehículo por lo que es necesario circular con un volumen bajo.

Antes de conducir y coger el coche, los audífonos deben de tener pila y estar en perfecto funcionamiento. Para ello la labor de mantenimiento diaria y las revisiones del profesional son esenciales. Recuerda: antes de subir, revisa que todo lo relacionado con tu audífono esté en orden.

Está terminantemente prohibido circular con auriculares, y más si se tiene una pérdida de audición. Es uno de lo mayores peligros y algo que la DGT persigue como una infracción que no debe cometerse.

Si has sido intervenido del oído quirúrgicamente te recomiendan esperar de 3 a 4 semanas para poder coger un vehículo con garantía.

Finalmente conviene indicar que las autoescuelas disponen de un reglamento para que las personas con audífonos puedan conducir con tranquilidad conociendo las normas que les afectan.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
90 Visitas

La importancia de la revisión de audífono tras el verano

La importancia de la revisión de audífono tras el verano

Tras la vuelta de las vacaciones y el fin del verano la revisión de los audífonos es una parada obligatoria como medida preventiva para estos dispositivos.

Con el fin de evitar posibles averías que provocan la suciedad o humedades que ‘sobreviven’ a la limpieza diaria que se realiza en el hogar, la Plataforma Audiológica GEA recomienda esta revisión.

El objetivo no es otro que comprobar los elementos esenciales y funcionamiento general del audífono aunque también se recomienda una revisión auditiva.

Los 4 motivos por los que el especialista debe revisar los audífonos después del verano son:

- Primero, porque tras una época en la que las temperaturas extremas y la humedad de playas y piscinas, entre otros motivos, hacen que sea necesario explorar el correcto funcionamiento del chip y otros componentes del audífono.

- Segundo, porque tanto el cerumen como la arena pueden obstruir los conductos en algunos audífonos y en ocasiones las limpiezas realizadas en casa no consiguen desobstruir completamente esta parte.

- El tercer motivo tiene que ver con los desajustes que pueden producirse en el dispositivo por golpes involuntarios, ya que es una época en la que se quita y se pone el audífono con relativa frecuencia (antes y después de los baños, para su limpieza, para evitar el calor…) Al manipularlo más a menudo el riesgo de pequeños golpes por caída es más elevado y si éstos se producen pueden dañar algún componente del audífono.

- Finalmente, el cuarto y último motivo tiene que ver con el estado de la pila ya que el calor acelera su desgaste y puede ser que la pérdida de potencia conlleve una pérdida de volumen y ausencia de escucha en determinadas frecuencias.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
123 Visitas

Consejos para cuidar tu audífono

Consejos para cuidar tu audífono

Ya hemos pasado casi la época de verano, esa en la que cuidar de tus audífonos es una misión especial ya que es la época del año en la que más se averían.

Pero nunca hay que dejar de prestarles atención y cuidarles, porque día a día hay gestos que nos ayudan a prolongar su vida útil y alejarlos de posibles averías si no se manipulan con la debida atención.

Estos consejos te ayudarán a cuidarlos y prevenir frente a problemas futuros que puedan averiarlos:

- Limpiarlo diariamente es algo que debemos tener claro. Sobre todo si estamos pasando por un momento de gripe o constipado que nos haga generar más mucosas que se puedan alojar en el conducto auditivo. Tanto el audífono como el molde deben cuidarse.

- Cuando se cambien las pilas, se limpien o se estén manipulando debe hacerse sobre una superficie amplia y blanda por si se producen caídas. Sobre una mesa, con un trapo o toalla debajo es más que suficiente.

- Aunque los audífonos lo pasan mal en verano por las temperaturas, durante el resto del año sigue habiendo días de sol intenso que pueden dañarlos. O bien otros focos de calor como un radiador en invierno. Procura evitar estas fuentes de calor, no dejarlos dentro del coche ni sobre el radiador ya que las altas temperaturas pueden dar un disgusto.

- El cuidado personal puede ser un peligro si no tomamos medidas preventivas. Existen productos químicos que están en las lacas, colonias o lociones que pueden dañar el conducto auditivo del audífono. Extráelo antes de aplicarte estos productos y espera a que estés seco para volverlo a poner.

- La humedad es constantemente una amenaza para el audífono. Por eso utilizar un humidificador es bueno para evitar la condensación de las pilas y de otros componentes que puedan dañarse.

No se te olvide además de estos consejos revisar tu audífono con cierta frecuencia, al volver de vacaciones y durante el invierno. ¡Son medidas que alargarán la vida útil de tu dispositivo!

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
136 Visitas

La presbiacusia, la edad y otros factores

La presbiacusia, la edad y otros factores

La pérdida de audición asociada a la edad es lo que conocemos como presbiacusia de forma común. Es una disminución progresiva de la capacidad auditiva y comienza a manifestarse, en los casos más extremos, desde los 30 años. Aunque lo normal es que a partir de los 50 años esta pérdida sea perjudicial.

Una de cada cuatro personas entre los 65 y los 75 está afectada, porcentajes que se disparan cuando pasamos de los 75 años de edad. Es cierto que la tendencia actual hace que desde cada vez más jóvenes la pérdida de audición se esté produciendo por un estilo de vida concreto y por la contaminación acústica.

Una exposición continuada al ruido, malos hábitos en la utilización de cascos de música, traumatismos craneales, ruidos muy fuertes, el uso de agentes externos para la limpieza de los oídos que perforan el tímpano por un mal uso como los bastoncillos, los efectos secundarios que tienen algunos medicamentos y ciertas enfermedades que dejan secuelas en el sistema auditivo son las principales razones por las que se produce la presbiacusia.

Los síntomas son diversos, pero normalmente comienza con una mala comprensión de las palabras en entornos con más ruido del habitual, no se identifican con claridad los sonidos agudos, la televisión no se escucha correctamente y tenemos que ir subiendo paulatinamente el volumen, en ocasiones las conversaciones no se siguen correctamente y la aparición de tinnitus son los más comunes.

Cuidarnos frente a las fuentes de ruido diaria a un nivel más elevado del normal, utilizar tapones para evitar las fuentes de ruido que puedan causar barotraumatismos y no abusar de medicamentos que puedan tener efectos secundarios a largo plazo en la audición son las mejores formas de utilizar la precaución.

El uso de audífonos es el tratamiento más eficaz y sencilla para este problema. En la presbiacusia no habrá una pérdida total por lo que esta adaptación es la mejor solución siempre que se detecte el problema con rapidez y se trate de la misma manera.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
126 Visitas

La misofonía, ¿qué es?

La misofonía, ¿qué es?

La misofonía es una reacción fuerte a sonidos muy selectivos. Pueden ser ruidos cotidianos o no y no debe confundirse con otro problema auditivo como la hiperacusia en la que el sonido se muestra de forma especialmente fuerte o doloroso a nivel físico. En cualquier caso, ambas situaciones son trastornos que se asocian a la disminución de la tolerancia al sonido.

Sonidos tan cotidianos como masticar, respirar o teclear pueden distraer e incluso enojar a las personas que padecen de misofonía. Es por ello que la misofonía tiene un componente social importante, ya que afecta a la vida persona, familiar y social de la persona porque se produce tanto en el hogar, como en el lugar de trabajo como en las reuniones sociales.

Oficialmente, la misofonía no está catalogada como una enfermedad médica o psiquiátrica oficial. Es por ello que muchas personas que sufren este trastorno lo tienen 'escondido' y lo padecen en soledad por el miedo a confesar algo que les repercuta en sus relaciones personales.

Las causas de la misofonía son un misterio. Se sabe que lo que produce es un trastorno neurológico en el que los estímulos auditivos son malinterpretados por el sistema nervioso central. Los síntomas que presenta es una fuerte reacción de rechazo a sonidos selectivos en la infancia tardía pero pueden aparecer a cualquier edad.

Actualmente no existe un tratamiento específico para este problema.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
151 Visitas

El tabaco y sus efectos en la audición

El tabaco y sus efectos en la audición

Uno de los enemigos para la salud, y en particular para la audición, es el tabaco. Se han realizado diversos estudios en los que se indica la relación que existe entre los fumadores y el riesgo de pérdida de audición.

Según algunos de ellos, una persona fumadora tiene casi un 58% más de riesgo de pérdida auditiva que el resto de personas no fumadoras. Las causas de porqué el tabaco afecta de forma negativa a la audición son varias.

Una de ellas es porque provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos y, por tanto, al recibir el oído un menor flujo de sangre, pierde parte de su funcionalidad y deja de actuar correctamente. Las posibilidades de pérdida son proporcionales al grado de tabaquismo que tenga la persona en cuestión.

También los fumadores pasivos tienen probabilidades de que puedan sufrir los efectos. Hay estudios que indican que una persona que sea fumadora pasiva tiene el doble de posibilidades de padecer pérdida auditiva que alguien que no lo sea. En USA, al año la exposición al humo causa más de setecientos mil casos de infecciones en el oído medio.

Otro de los problemas que puede causar el tabaco en la audición es la aparición de acúfenos. Y es que las probabilidades de desarrollo de estos acúfenos en los fumadores es cuatro veces superior a las personas que no fuman, también según diversos estudios.

Es recomendable que las personas que fumen se realicen revisiones periódicas de oído, si cabe con algo más de frecuencia que las que no lo hacen.

Finalmente conviene indicar que el vapeo, o cigarrillo electrónico, también tiene un cierto grado de afectación a los oídos.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
143 Visitas

¿Porqué se averían más en verano los audífonos?

¿Porqué se averían más en verano los audífonos?

Las averías en los audífonos pueden deberse a muchos factores, pero es durante el verano donde existen varios problemas que provocan un mayor número de averías respecto al resto del año.

Si bien es cierto que todo depende del cuidado y del mantenimiento que hagamos de nuestro dispositivo para la audición, no es menos cierto que existen elementos que generan un mayor factor de riesgo.

Ya hemos comentado en otras ocasiones cuáles son, pero no está de más recordarlos cuando estamos inmersos en plena época estival. Fundamentalmente se centra en las temperaturas extremas y el sol, la arena y el agua o la humedad.

Cuando olvidamos nuestro audífono en el coche o cuando lo llevamos a la playa y lo dejamos en un descuido ante el sol, el efecto del calor y de los rayos solares es nocivo para la pila y para algunos de sus componentes. Simplemente debemos evitar los descuidos y no dejarlo al sol, protegerlo y guardarlo en un lugar seguro.

Por otro lado, aunque no son averías excesivamente preocupantes, la arena causa algunas de las más comunes si se visita la playa en verano. Los pequeños granos de arena se cuelan en los lugares menos previstos y pueden obstruir conductos y colarse por otras partes del audífono. También la prevención, el cuidado y el mantenimiento con una limpieza a conciencia cada día que estemos en la costa evitaría muchos problemas.

Finalmente, el agua es un enemigo durante todo el año pero en época de baños en piscinas y playas mucho más. El salitre puede actuar como elemento corrosivo y una humedad mal eliminada puede causar daños mayores. Por ello utilizar el deshumidificador cada día y protegerlo del agua en todo momento son medidas eficaces para evitar posibles averías.

Sin más, esperamos que tomes nota de todos estos pequeños 'inconvenientes' para que puedas disfrutar del verano sin preocupaciones. La Plataforma Audiológica GEA espera que estas recomendaciones sean de utilidad.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
135 Visitas

Lo que necesitas para tu audición este verano

Lo que necesitas para tu audición este verano

Ya estamos en verano, en una época en la que debes saber lo que necesitas para tu audición. Son una serie de accesorios que te servirán para prevenir y para cuidar, no sólo de la salud, sino también de tus audífonos.

Lo primero que necesitas son unos tapones para el agua. Con esto vamos a prevenir sobre la otitis del nadador o del bañista, que se produce por pasar mucho tiempo en el agua que no están en buen estado. Esta barrera va a impedir que entre cualquier tipo de bacteria que pueda dañar el oído.

Por otro lado, tenemos que tener preparado un kit de cuidado y mantenimiento del audífono. Este kit constará de los siguientes accesorios:

- Toallitas de secado para los audífonos con el fin de protegerlos de las humedades

- Pastillas de secado, para el secado de audífonos

- Un recipiente de secado con filtro

- Un juego de herramientas de limpieza como cepillos

- Pulverizador de limpieza y paño de microfibra

Todos estos accesorios te servirán para que no haya problema con las humedades, la arena y el polvo de la playa. Y es que la mayor parte de las averías que se producen durante los meses de verano en los audífonos están relacionadas con un deficiente mantenimiento y limpieza de estos agentes externos.

Y con respecto a la prevención, los tapones cumplen con una función muy concreta y específica pero hay que combinarlo también con el correcto secado de los oídos al salir del agua. También con la inmersión, y es que pasar mucho tiempo debajo del agua a distancias mayores de un metro y medio sin tapones no es lo más recomendado.

En cualquier caso, la Plataforma Audiológica GEA les ofrece soluciones en materia de prevención y accesorios.

 

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
167 Visitas

Cinco causas de pérdida de audición por contaminación acústica

Cinco causas de pérdida de audición por contaminación acústica
A pesar de las advertencias de la OMS en materia de ruido, y en la que nos indican que casi el 75% de la población que vive en núcleos urbanos sufren impactos acústicos mayores de lo recomendable, son cada vez más las personas que viven en riesgo de pérdida de audición.
 
Existen una serie de causas asociadas al entorno que colaboran decisivamente a la contaminación acústica y la pérdida de audición. Las cinco causas más comunes en la que entran en juego factores tan dispares como la profesión o los malos hábitos son las siguientes:
 
– En primer lugar, existen profesiones de riesgo en las que el ruido es algo implícito en el desempeño de su actividad. Trabajadores de la construcción, camareros de bares y discotecas, mineros, personal de aeropuertos en pista, etc. Todos ellos se exponen a un nivel de decibelios muy alto con el consiguiente riesgo para la salud auditiva. En estos casos, un porcentaje elevado utilizará, a medio o largo plazo, la ayuda del audífono para paliar las pérdidas auditivas.
 
– Otra de las causas comunes tiene que ver con el no cumplimiento de la normativa en materia de prevención de riesgos laborales en estas profesiones. Además del riesgo tipificado en cada puesto, el grado de cumplimiento en tema de protección auditiva no es del 100% por lo que aceleran la aparición de síntomas de pérdida de audición provocando que éstos sean aún más severos.
 
– El lugar de residencia también afecta a la contaminación acústica. Vivir en el centro de una ciudad con aglomeraciones de tráfico y obras constantes, vivir cerca de aeropuertos, ferrocarriles o de zonas con actividad industrial supone incrementar el riesgo de pérdida de audición por contaminación acústica.
 
– Otra de las causas que apuntamos desde GEA Audífonos es el uso incorrecto de los auriculares y cascos de audio para dispositivos multimedia. Este es un problema de contaminación acústica especialmente en jóvenes, puesto que muy pocos utilizan el control de volumen para sus dispositivos y una exposición prolongada a un alto nivel de decibelios afectará a su audición a medio o largo plazo.
 
– Finalmente la exposición a ruidos procedentes de explosiones u otros de carácter puntual pero con un nivel de decibelios superior a los 140 suponen traumatismos acústicos que generan hipoacusias con alteraciones de equilibrio y dolor en el oído. La pérdida de audición, en algunos de estos casos, son irrecuperables.
 
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
120 Visitas

Bastoncillos y cigarrillos, malos para la audición

Bastoncillos y cigarrillos, malos para la audición

Los bastoncillos y cigarrillos son dos elementos que resultan perjudiciales para la audición, el primero por casos corroborados y el segundo por estudios que así lo demuestran.

Utilizar los bastoncillos para limpiarse los oídos, lejos de ser una práctica prudente, puede esconder un problema para la audición por el excesivo uso y ‘esmero’ con el que se emplean. Estos bastoncillos pueden causar daños en el tímpano, pequeñas heridas en el pabellón auditivo o perforaciones.

Además, son focos de posibles alergias y con una limpieza excesiva y eliminación de cera lo que estaremos haciendo es dejar expuestos los oídos a los gérmenes con el consiguiente riesgo de otitis y otros problemas. La cera protege al oído y su presencia en cantidades normales es necesaria.

Por otro lado, el tabaco es perjudicial para la audición por varios motivos. El fundamental es que es un factor que colabora en la obstrucción de los vasos sanguíneos y, en particular, también aquellos que son necesarios y forman parte del sistema auditivo.

No sólo resultan perjudicados los fumadores. Existen estudios que demuestran que el fumador pasivo corre un riesgo del 40% más que cualquier otra persona de tener pérdida de audición al convivir con un fumador activo.


Dentro de este colectivo, los niños y los bebés son los que sufren de una forma mayor este problema de salud que puede afectar no solamente a su sistema respiratorio sino también al auditivo como demuestran los distintos estudios.

Así que bastoncillos y cigarrillos son dos de los elementos que pueden acelerar y hacer presente de una forma más real los problemas de pérdida de audición por lo que en el primer caso, deberíamos lavarnos los oídos con soluciones alternativas como gotas de limpieza de cera y, en segundo caso, ante la imposibilidad de dejar de fumar, reducir la cuota de cigarrillos y revisarle la audición de forma periódica para detectar si existen posibles pérdidas.

Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
86 Visitas

Día Internacional de la Audición

Día Internacional de la Audición
El Día Internacional de la Audición se celebra el 3 de marzo de cada año para crear conciencia sobre cómo prevenir la sordera y la pérdida de la audición y promover el cuidado de los oídos y la audición en todo el mundo. Cada año, la OMS decide el tema y desarrolla un folleto sobre el tema basado en la mejor evidencia disponible, así como materiales de promoción como carteles, pancartas, infografías y presentaciones, entre otros.
 
En el Día Internacional de la Audición, la OMS llama la atención sobre el aumento previsto en el número de personas con pérdida auditiva en todo el mundo.
 
Los mensajes clave destacan lo siguiente: 
  1. Aumento previsto en la prevalencia de la pérdida auditiva a nivel mundial en los próximos años (basado en proyecciones estadísticas).
  2. Los esfuerzos que se requieren para detener el aumento a través de una acción preventiva apropiada.
  3. Necesidad de garantizar que las personas con pérdida auditiva tengan acceso a los servicios de rehabilitación requeridos y las herramientas y productos de comunicación que requieren.
Durante esta jornada hay muchas actividades relacionadas y se invita a:
 
• Realizar campañas de concienciación sobre la protección auditiva en las escuelas.
• Revisar la capacidad auditiva una vez al año.
• Corregir la pérdida de audición con soluciones auditivas personalizadas.
 
Las revisiones periódicas de audición juegan un papel fundamental a la hora de reducir el impacto de la pérdida auditiva. Con la detección temprana y la prevención 6 de cada 10 casos de pérdida auditiva podrían haberse evitado. Por este motivo muchos países realizan campañas específicas, para las personas que quieran realizar un control auditivo.
 
Como curiosidad, indicar que la fecha elegida del 3 de marzo (3 del 3) se debe a la forma de los números 3 – 3, que simbolizan las dos orejas.
 
Desde GEA animamos a una revisión auditiva para conocer el estado de la audición y poder actuar con previsión si el especialista lo considera oportuno.
 
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
110 Visitas

Audífonos de bajo coste en la red: 5 problemas reales

Audífonos de bajo coste en la red: 5 problemas reales
La mitad de los audífonos de bajo coste que se venden por internet son perjudiciales e inadecuados.
 
Recientes estudios demuestran que los audífonos baratos que pretenden encontrar un hueco en el mercado carecen del rigor que debe plantear un dispositivo de estas características. De hecho, pueden dañar de forma inmediata la audición de la persona ya que no cumple con los requisitos que requieren los distintos tipos de problemas auditivos. GEA Audífonos indica los cinco problemas principales con los que los usuarios se encuentran al utilizarlos:

Emiten fuertes ruidos en el oído con un riesgo importante que puede causar daños auditivos irreparables. Esto es algo que no ocurre con la visita a un profesional audioprotesista que estudie las necesidades reales del usuario. 
 
Por otro lado, se amplifican los sonidos de baja frecuencia y esto no resulta nada útil ni práctico para poder oír las frecuencias altas que son imprescindibles, entre otras cosas, para percibir el habla de otra persona. Son elevadores y amplificadores de frecuencias de forma lineal y en muchas ocasiones desproporcionada entre graves y agudos.
 
Tercero. El audífono adaptado por el audioprotesista se lleva a cabo con una rehabilitación auditiva que nos permite pasar de oír mal a oír bien de una forma progresiva y reeducativa. Esto no ocurre con el de bajo coste y el usuario lo acaba pagando a medio-largo plazo.

 
En cuarto lugar, carecen de cualquier adaptación. Un audífono requiere de un informe elaborado por el ORL con el fin de adaptarlo y ajustarlo a las necesidades reales del usuario. Son de una tecnología compleja y debe ser un producto individualizado, no estandarizado.
 
Finalmente, el último problema con el que nos podemos encontrar es con los problemas de funcionamiento. Un audífono adquirido en un centro audiológico-protésico dispone de una serie de garantías en cuando a reparación de daños y ajuste de dispositivo. Cuando se adquieren audífonos de bajo coste a través de internet, esta garantía y sus actuaciones futuras quedan en entredicho.
 
Y es que la diferencia de precio, un audífono comprado con el asesoramiento de centros auditivos u ópticas audiológicas y sus audioprotesistas ronda los 1.500 euros de media mientras que el precio medio de un audífono en la red se acerca a los 300 euros, los hacen atractivos pero la realidad es que los especialistas los desaconsejan. 
Valora este artículo del blog:
Continuar leyendo
154 Visitas